martes. 28.06.2022

La comunidad Makers se pone al servicio del bien común

Se trata de una agrupación de personas coordinadas para crear todo tipo de instrumentos para entregarlos a los hospitales para cubrir la carencia de material de protección

La comunidad Makers se pone al servicio del bien común

Se trata de una agrupación de personas coordinadas para crear todo tipo de instrumentos para entregarlos a los hospitales para cubrir la carencia de material de protección

Según el Diccionario de la Real Academia Española, la palabra comunidad se refiere a la cualidad de lo común, que no es exclusivo de nadie concerniente y se extiende a otros. Se refiere también a una agrupación unida.

Precisamente esto, una comunidad, se está llevando a cabo en la ciudad para ayudar en esta crisis provocado por el coronavirus.

Entre el bombardeo continuo de noticias nefastas, han ido surgiendo proyectos llenos de luz que buscan dar una receta sencilla a esta situación: la de ayudar. Y de manera desinteresada. Esto precisamente es la comunidad Maker, un grupo de personas que se han unido para fabricar todo tipo de instrumentos para dotar al sistema sanitario de equipamientos de seguridad.

Bajo la consigna 'Háztelo tú mismo', la comunidad Maker ofrece instrucciones para que cualquiera que tenga una impresora 3D pueda ponerse manos a la obra y contribuya a paliar la situación de falta de equipos en los hospitales.

Son más de 10.000 makers de todo el país, y también colaboraciones desde el extranjero, coordinados mediante Telegram para crear mascarillas, máscaras, respiradores y cabinas en un tiempo récord. El objetivo es ponerlos a disposición de la comunidad sanitaria.

El bien común, la comunidad, la entrega hacia el otro. Un ejemplo más de las bondades que en ocasiones tenemos los seres humanos ante tanta adversidad.

La comunidad Makers se pone al servicio del bien común