domingo. 14.04.2024

La OMS recomienda analizar los casos de neumonías sospechosas de finales de 2019

España, en palabras de Fernando Simón, responde que "si hubo un caso antes de febrero, no generó un brote importante"

Aquellos países que tengan muestras de pacientes con neumonías sospechosas de finales de 2019 deberían analizarlas para identificar posibles casos de COVID-19 anteriores incluso a que China informara de esa nueva enfermedad. Es la recomendación de la Organización Mundial de la Salud.

"Sería de gran importancia que todos los países con casos sin especificar de neumonía en diciembre, o incluso en noviembre, realicen test, y algunos ya lo están haciendo", destacó en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier.

Preguntado sobre ello, el director del Centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón, apunta que las autoridades sanitarias saben que el virus circulaba en China desde antes y que "la gente que se pudo infectar en ese momento podría haber viajado a Europa".

"En España nuestro primer caso fue el 31 de enero. Es posible que llegara un caso antes, pero no generó un brote importante. En España no se detectó nada raro en la curva epidémica de la gripe estacional hasta febrero", ha añadido en su comparecencia diaria.

La OMS respondía así a informes médicos procedentes de Francia y Estados Unidos que identificaron posibles casos de COVID-19 ya en el mes de diciembre, aunque China no notificó a la OMS de la existencia de casos por el nuevo coronavirus hasta el último día del año pasado.

Estos casos "nos aportan una visión más clara" de la pandemia, subrayó Lindmeier, quien consideró esencial que continúen este tipo de estudios "para entender mejor el potencial de contagio de la COVID-19".

El portavoz subrayó que no sería raro que el coronavirus estuviera ya fuera de China en fechas tan tempranas, "ya que los primeros casos de la enfermedad se remontan a principios de diciembre y entra dentro de lo posible que algunos de los infectados viajaran desde Wuhan (ciudad donde se originó) a otros países".

La OMS recomienda analizar los casos de neumonías sospechosas de finales de 2019