viernes 20/5/22

Muere Uderzo, el padre de Astérix y Obélix

El célebre dibujante contaba 92 años de edad

«Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos. ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor…». ¿Le suena al lector? Se trata del introito, del prefacio, de la entradilla, de todos y cada uno de los 38 tomos de Astérix el Galo.

Así lo crearon y lo concibieron en su momento René Goscinny, guionista y padre de Astérix junto al dibujante Albert Uderzo.

Unos nombres, el de Goscinny y Uderzo, que suena a bastantes generaciones de niños de las últimas décadas a esta parte. Y cuando decimos últimas décadas nos referimos a los últimos sesenta años. Ambos son considerados con todos los honores como los padres de Astérix. Y lo son por imaginación y derechos propios. El primero falleció en 1977. Pero Astérix no quedó entonces en tierra de nadie. Siguió en los feudos de Uderzo.

Uderzo ha de considerarse un gran dibujante autodidacta, hijo de inmigrantes italianos, daltónico y marcado de nacimiento por la singularidad de tener doce dedos, comenzó a recitar la primera lección que reciben los niños franceses: «Nuestros ancestros los galos…».

El dibujante e historietista ha muerto a los 92 años en su mansión de Neuilly, a las afueras de París, según ha confirmado su familia. Una infección cardiaca ha sido la causa. Y no el coronavirus. Uderzo nació en 1927 en Fismes, un pueblo de Normandía al que se habían ido a vivir sus padres desde Italia.

Su apellido procede precisamente de Oderzo, antes Uderzo, la localidad de donde procedía su familia. De niño soñaba con convertirse en mecánico de aviones y cuando fue rico pudo comprarse tres Ferraris y un avión de caza Mirage III.

Muere Uderzo, el padre de Astérix y Obélix