sábado 28/5/22

Miente a la policía en Jaén tras asegurar que había sido violado por dos extranjeros

Sucesos Jaén: El detenido contó a los agentes que fue asaltado por dos jóvenes encapuchados que le introdujeron en una furgoneta de color rojo
Miente a la policía en Jaén tras asegurar que había sido violado por dos extranjeros
Miente a la policía en Jaén tras asegurar que había sido violado por dos extranjeros

Una historia de esas que siempre dejan helado. En concreto, la ha protagonizado un joven que mintió a la policía tras asegurar que había sido violado por dos extranjeros en Jaén.

Este periódico ha podido confirmar que un joven de 32 años ha sido detenido en Jaén por agentes de la Policía Nacional adscritos a la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM). En concreto, había denunciado haber sido víctima de una agresión sexual por parte de dos jóvenes a los que describió minuciosamente. Incluso dio detalles del coche donde se había perpetrado la violación.

El detenido contó a los agentes que fue asaltado por dos jóvenes encapuchados que le introdujeron en una furgoneta de color rojo. Incluso matizó que tenían acento extranjero, edad aproximada de 33 y 32 años respectivamente.

Actos sexuales

El denunciante siguió aportando detalles indicando que la furgoneta se puso en marcha en dirección a las afueras de la ciudad y, en un lugar desconocido, bajo amenazas, le obligaron a que les realizara diversos actos sexuales en contra de su voluntad.

De esta manera, le dejaron abandonado ya de madrugada en el lugar y, aturdido, llamó a la Policía para que lo auxiliaran. Fue una patrulla de Seguridad Ciudadana la que le encontró en una de las entradas a la ciudad deambulando y desorientado.

Al ser identificado, relató a los agentes haber sido víctima de una violación por parte de dos jóvenes que le habían secuestrado y que había sido él el que había efectuado la llamada de socorro. Ante estas manifestaciones, los policías le trasladaron hasta un centro sanitario.

Investigaciones

Los investigadores de la UFAM comenzaron así sus pesquisas ante la denuncia, detectando que "algo no cuadraba" en el relato del denunciante. Finalmente, la supuesta víctima, que finalmente reconoció la falsedad de denuncia.

Y no solo no fue violando sino que había sustraído diversos efectos a un familiar para venderlos posteriormente en un establecimiento de compra-venta de segunda mano. Con el dinero obtenido se desplazó hacia un punto negro de venta de estupefacientes, comprando todo tipo de drogas que posteriormente consumió. Debido a éste consumo, perdió la consciencia y acabó deambulando por la ciudad.

Así, optó por inventarse la agresión sexual y tener la certeza de que la Policía le auxiliaría. El arrestado fue puesto a disposición de la autoridad judicial, así como se le responsabilizó de los gastos derivados de la investigación

Miente a la policía en Jaén tras asegurar que había sido violado por dos extranjeros