jueves. 18.04.2024
María José García-Pelayo junto a la vendedora de un puesto ambulante
María José García-Pelayo junto a la vendedora de un puesto ambulante

La Semana Santa de Jerez de la Frontera, así como de gran parte de Andalucía, se ha visto enormemente afectada por las lluvias, presentes durante toda la semana. La ausencia de cofradías en las calles por la amenaza climatológica ha motivado pérdidas en sectores como la hostelería y vendedores ambulantes, así como un descenso en el número de turistas y visitantes respecto a las previsiones iniciales. 

A pesar de que las calles del centro han registrado un importante flujo de personas, el consumo no se ha acercado a las cifras de años anteriores donde prácticamente todos los días se rozó el lleno, especialmente durante los días grandes de la Semana Santa, siendo un periodo vacacional crucial para el turismo y la economía local que esperaba encontrar en estos días un respiro económico tras superar la cuesta de enero. 

En materia turística, gracias a la fortaleza y diversificación de la totalidad de la oferta turística de Jerez, el índice de ocupación, que apenas registró cancelaciones, se ha reducido entre un 4 y un 6 por ciento por lo que el impacto no ha sido tan grave como el esperado. Gracias a la oferta complementaria, los visitantes han podido encontrar propuestas muy variadas en la ciudad, al margen de las propias procesiones que han podido salir a las calles en estos días.

Esta situación contrasta en cierta manera con otros sectores, cuyas pérdidas se han visto más agravadas. Uno de ellos ha sido el de los vendedores ambulantes. Los conocidos como carritos o puestos de golosinas se han enfrentado a una situación excepcional a causa de las precipitaciones. El viento, el frío y la lluvia han marcado el desarrollo de la Semana Santa sin que muchos de ellos hayan podido, al menos, recuperar la inversión realizada. 

Medidas de apoyo para los vendedores ambulantes de Jerez

En este sentido, la propia alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, ha mostrado su afecto y apoyo a estos comerciantes a través de una publicación en sus redes sociales donde asegura que "más allá de lo cofrade, esta Semana Santa ha sido dura para muchas familias que confían a estos días gran parte de su economía".

Tras conversar con algunos de ellos, ha añadido que el Gobierno Municipal está "estudiando fórmulas para ayudarles y compensarles de alguna manera". Una de las propuestas planteadas por parte de algunos ciudadanos es que se les conceda una licencia gratuita para la procesión Magna Mariana que tendrá lugar el 12 de octubre de 2024 por las calles de Jerez o incluso devolver el dinero de las licencias abonadas durante la Semana Santa.

Ambas medidas, junto a otras planteadas por el equipo de Gobierno serán estudiadas en los próximos días antes de que se pueda hacer pública de qué forma se podrá compensar a estas familias que se ganan la vida de forma honrada. 

Licencia gratuita para la Magna de Jerez: una propuesta para ayudar a los vendedores...