jueves 26/5/22

La Unidad de Cuidados Críticos del Hospital Regional Universitario de Málaga abre este miércoles un nuevo módulo que supone la ampliación en un 40 por ciento de su capacidad. De este modo, el servicio dispone de un total de 57 camas para atender a pacientes que precisen de cuidados intensivos.

El nuevo módulo, que consta de cuatro sectores con un total de 16 camas, se dedicará, inicialmente, a pacientes que presenten patologías no relacionadas con Covid-19. El otro espacio, que consta de seis módulos, se empleará para atender a personas con Sars-Cov2.

Desde el inicio del de pandemia la UCI del Hospital General ha atendido a un total de 121 pacientes con infección por coronavirus; han precisado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

La inversión de esta ampliación es de 1.100.000 euros, a la que hay que añadir lo destinado al equipamiento (camas, respiradores, monitores, cabeceros y grúas) por más de 850.000 euros, presupuesto incluido en el plan de mejoras que la Junta de Andalucía está realizando en los hospitales públicos y con cargo a los fondos COVID.

Todos los módulos de la ampliación de la UCI disponen de presión negativa, cuyo objetivo principal es evitar la propagación de microorganismos: a otras salas o espacios abiertos preservando, de este modo, al resto de pacientes y profesionales, han precisado.

Más capacidad UCI para la provincia de Málaga

El jefe de servicio de la UCI de adultos del centro sanitario, Guillermo Quesada, ha indicado que la puesta en marcha de este nuevo espacio responde "a una necesidad histórica en el centro. Así como a una planificación que no solo tenga en cuenta el presente sino; también las necesidades futuras de procesos infecciosos que se diseminen por vía aérea siempre con personal altamente cualificado".

El servicio de la UCI del Hospital General -centro que depende del Hospital Regional Universitario de Málaga-; cuenta con un total de 290 profesionales entre facultativos, enfermería, TCAE, administrativos y celadores.

Para Quesada, la seguridad de los profesionales que trabajan en esta unidad ha sido una prioridad desde que comenzase la pandemia de Sars-Cov2 en marzo de 2020. "Desde el inicio de la pandemia y reforzando la comunicación con los profesionales; todos los pacientes para seguridad de estos, independientemente de la patología. Son asistidos con un equipo de protección establecido por Medicina Preventiva, Prevención de Riesgos Laborales y Salud laboral; lo que garantiza que ningún paciente pueda ser contagiado por un profesional y que ningún profesional pueda ser contagiado por un paciente".

Además se han modificado los espacios no asistenciales para garantizar la minimización del contagio entre profesionales", ha sostenido Quesada.

La UCI del Hospital de Málaga aumenta en un 40% su capacidad