jueves 26/5/22

Torremolinos aprueba su presupuesto para hacer frente al coronavirus

El PP critica que las cuentas tienen "afán recaudatorio" y carece de medidas para paliar los efectos del COVID-19

El Pleno del Ayuntamiento de Torremolinos (Málaga) ha aprobado este viernes de forma inicial los presupuestos municipales para el año 2020 con el voto a favor de PSOE, la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, y los concejales no adscritos Nicolás de Miguel y Lucía Cuín, la abstención de Ciudadanos y Por Mi Pueblo y el voto en contra del PP y Vox.

El Pleno se ha celebrado de forma presencial dando la posibilidad de asistir de forma telemática a aquellos concejales que lo han considerado oportuno y la Corporación municipal al completo ha mostrado su compromiso de unir lo recursos para ser de ayuda en la crisis del coronavirus, según ha explicado el Ayuntamiento de la localidad en una nota de prensa.

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, ha aprovechado el fin de la sesión ordinaria para mandar "un enorme apoyo a todas las personas que están pasando por una situación complicada derivada de la crisis que estamos viviendo. Hoy hemos demostrado que con unidad y responsabilidad política somos de mucha más ayuda a nuestros vecinos, sobre todo en un momento tan excepcional como complicado".

"Estas cuentas se hicieron pensando en otro contexto, en el de un Torremolinos que debía afrontar aún grandes deudas, pero también grandes retos. Contamos con la confianza de los turistas y del sector empresarial para poder seguir reflotando al municipio líder de la Costa del Sol en llegada de visitantes, potenciando nuestra oferta, nuestra calidad y nuestros recursos", ha afirmado.

"Queremos seguir evolucionando como municipio, construyendo nuevos espacios del que se beneficien nuestros vecinos, pero ahora es el momento de luchar juntos ante un enemigo común y potenciar cualquier apoyo que pueda servir de ayuda a quienes sufren las consecuencias de este virus, tanto en lo sanitario como en lo económico", ha manifestado Ortiz.

Con esta aprobación se ha dado luz verde de forma inicial a unas cuentas que prevén unos ingresos de 90,1 millones de euros y un total consolidado de 101,8 millones de euros, frente a los 90,3 millones y 93,2 millones consolidados del presupuesto prorrogado de 2017. Un moderado crecimiento de más de un nueve por ciento para 2020 según ha detallado la portavoz del Equipo de Gobierno, Maribel Tocón, y titular del área de Hacienda.

Unas cuentas "responsables y encaminadas a la obtención de las herramientas necesarias para la defensa del interés general", según ha recordado Tocón.

Tras la aprobación se dispondrá de una línea de subvenciones de 500.000 euros, se negociará con el Patronato de Recaudación Provincial la ampliación del plazo de pago del IBI para los vecinos, así como el aplazamiento del pago del recibo del agua y basura para así beneficiar de forma inmediata a los ciudadanos y empresarios que han tenido que cerrar sus negocios o haber cesado su actividad laboral. Asimismo, se aplicará de oficio la exención de pago de la vía pública para los negocios que han visto paralizada su actividad.

"Torremolinos no puede frenarse pese a las circunstancias actuales, por lo que este presupuesto actualizado nos permitirá enfrentarnos a unos problemas que ya padecemos y a los futuros", ha indicado la concejala.

"Es necesario un presupuesto de progreso que contemple medidas sociales encaminadas a paliar, dentro de las competencias que tenemos, las enormes dificultades que llegarán en las próximas semanas y meses", ha dicho la edil, añadiendo que estas cuentas son "la herramienta que nos permitirá incrementar la capacidad de gasto social y dar respuesta sin esperar a tener que valorar las consecuencias de la actual crisis".

Asimismo, la titular de Hacienda ha señalado que estos presupuestos pretenden incrementar la dotación económica en el ámbito alimentario, así como adquisición de material necesario para la prestación de servicios esenciales, tales como la seguridad y limpieza.

Además, se van a intensificar las tareas de higienización, desinfección y limpieza de espacios públicos sin demora, gracias al aumento del gasto en estas partidas, ha asegurado.

Por su parte, el edil de Adelante Torremolinos, David Tejeiro ha hecho referencia a la "necesidad de aprobar un presupuesto con claros tintes sociales y de progreso. Cabe recordar que estamos ante unas cuentas que se han realizado para un momento diferente, pero que sin duda tienen un margen posible para poder ayudar a las familias que peor lo están pasando".

"En un futuro, ojalá que cercano, podemos debatir y criticar políticamente estos presupuestos, pero ahora los ciudadanos solo nos piden respuestas y soluciones", ha concluido.

La negativa del PP

La portavoz del Partido Popular en el municipio, Margarita del Cid, ha explicado los motivos por los que el PP ha votado en contra de la aprobación inicial de los presupuestos, principalmente porque la formación considera que las cuentas tienen "afán recaudatorio" y carecen de medidas para paliar los efectos de la crisis del COVID-19.

"Esta crisis va a plantear un escenario nuevo para Torremolinos y para el país. Acabamos de conocer las cifras de fallecidos que se incrementan en 769 y los presupuestos que hoy debatimos se han redactado para otro escenario y situación previa al COVID-19 y no contemplan actuaciones suficientes para las amenazas a la que nos enfrentamos", ha advertido Del Cid.

La portavoz 'popular' ha criticado el "afán recaudatorio a costa de los ciudadanos, ya que contemplan ingresos por tasas de estacionamiento de vehículos implantando zonas azules y verdes en distintas áreas del municipio en 2020 por importe de 2.799.478,70 euros frente a los 503.962,57 euros de 2019 siendo Samset quien soporte la compra de la maquinaria y mantenimiento del servicio de aparcamiento, lo que puede provocar su quiebra técnica".

Según Del Cid, "tampoco se ha tenido en cuenta la ampliación de los beneficiarios de la subvención del Impuestos de Bienes Inmuebles, IBI, que desde el Partido Popular venimos solicitando desde 2019 para que se extendiera a todos los empadronados del municipio, eliminando el mínimo del nivel de renta con bonificaciones del 25 por ciento del total del recibo mediante el padrón y el 25 por ciento en las liquidaciones individuales".

La portavoz de los augura un panorama "desolador" con las cuentas que propone el equipo de Gobierno ya que "el Ayuntamiento ha dejado de pagar en 2019 un total de cinco millones de euros a la Seguridad Social de los trabajadores municipales mientras que contempla un gasto de 612.747 euros para asesores o cargos de confianza, excesivo en estos momentos de crisis".

Torremolinos aprueba su presupuesto para hacer frente al coronavirus