viernes. 12.08.2022

Llegó la hora señalada. La cuenta atrás ha llegado a su fin. Se estrena el vídeo, el documental, la película sobre la vida, sobre los primeros pasos como artista de Billie Eilish. La joven que ya es una estrella mundial. La chica que ha roto todos los esquemas del panorama musical internacional.

Billie todo lo centra, todo lo concentra, en un orden bien establecido. Su nombre suena a poesía. Su nombre suena a dulzura del ser. Su nombre juega a favor de la verdad, de la sencillez, de la honestidad. Su nombre ya es como un sinónimo sereno, siempre sereno, del éxito. Como una significación nunca vehemente, de la más natural consecuencia del esfuerzo personal.

Nunca nada a contracorriente

Billie Eilish nunca nada a contracorriente de sí misma. Ella es como es, tal cual, y en esa exposición libre del yo, se expuso a ganar o perder adeptos. Y sumó muchos millones de incondicionales. O sea, el resultado de la franqueza. Billie no trafica con ninguna pose de cara a la galería. Está hecha de la pasta de la pureza.

Billie es primera persona del yo entregada a los demás. Sí, con una solidaridad de la amistad empática. De la amistad que no se engríe. De la amistad que subyace bajo los registros de la misma entrega personal. Billie habla, dialoga, conversa con sus fans. No se cree más que nadie. No se desliza por la pista de patinaje de la ufanía.

La esencia de la personalidad

Es un ejemplo en este sentido que no todos descubren, que no todos aciertan a descubrir: la importancia de defender la esencia de nuestra propia personalidad. Como si el etcétera de su bondad no encontrara nunca la máscara del artificio. Ella es la incondicionalidad a la vista de todos y nunca una doble careta servida en bandeja de hojalata.

Ahora ha comentado de nuevo, como así ha hecho en incontables entrevistas, su decisión o casi obsesión por la banda de rock The Strokes. Muy singularmente por su último álbum The New Abnormal que fue lanzado el pasado 2020, que es el sexto de su carrera.

Enamorando el corazón de Billie Eilish

Billie Eilish asegura que “todos los temas son buenos”. Y es que esta gran banda estadounidense de Nueva York, que cabe recordar que lleva en activo desde 1998, ha enamorado el corazón de la cantante de Bad Guy. ¿Valga decir que Billie la ha escuchado infinidad de veces por ejemplo mientras montaba en bicicleta?

“Cuando encontré el disco por primera vez, daba muchos paseos en bici. Lo escuchaba entero con el altavoz que tiene incorporado mi mochila y pedaleaba por vecindarios aleatorios, siempre estaba soleado con brisa, bonito y verde”, cuenta en su última entrevista.

“Julian Casablancas es un genio, siempre que escucho sus letras pienso ‘yo nunca hubiera pensado en decir eso’. Eso es lo que amo de ellos, que son muy inesperados, pero a la vez te puedes identificar. Cada una de sus canciones es buena”, sigue relatando Billie Eilish.

Una de las artistas más influyentes de la industria musical, confesaba que el álbum de Frank Ocean de 2016, Blonde, es su preferido, su señalado, su predilecto para “cualquier momento, pero en especial cuando me quiero relajar”.

Y añade: “Cuando me hicieron un molde de yeso para sacar la forma de mi cabeza en un photoshoot de la revista Garage, me puse a Frank Ocean una hora entera para que no me diera un ataque de pánico”.

Billie Eilish: “Julian Casablancas es un genio”