martes 19/10/21

Álex, el joven apaleado en Amorebieta, no se recuperará de sus lesiones

El pasado 24 de agosto el joven había sido trasladado a planta en el hospital de Cruces, pero su situación en todo momento ha sido "extremadamente grave"
Álex, el joven agredido en Amorebieta
Álex, el joven agredido en Amorebieta

Alex, el joven de 23 años que sufrió una brutal paliza el pasado 25 de julio en la localidad vizcaína de Amorebieta-Etxano, no se recuperará de la terrible agresión sufrida.

La paliza por parte de una veintena de personas pertenecientes a la banda violenta denominada 'Los Hermanos Koala' le ha dejado lesiones irreversibles, según ha confirmado el equipo médico.

El pasado 24 de agosto el joven había sido trasladado a planta en el hospital de Cruces, pero su situación en todo momento ha sido "extremadamente grave".

El joven, vecino de Lemoa, recibió morfina para quitarle los intensos dolores que sufría, ya que la medicación no le hacía efecto. "Cuando tiembla mucho y tiene mucho dolores, los médicos temen que pueda sufrir un infarto cerebral, porque el cuerpo no aguante. Por eso le dieron morfina", precisaban fuentes cercanas a la familia. 

Último detenido

El último detenido por la brutal paliza sufrida por Alex, pasó este miércoles a disposición judicial, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

El arrestado es un joven de 20 años, de Leioa, y, con ésta, suman 16 las personas detenidas y puestas a disposición de la justicia por estos hechos: ocho menores de edad y otros ocho adultos. El último detenido ha sido trasladado pasadas las doce y mediodía desde dependencias policiales para comparecer ante el juez.

Día del suceso

El suceso tuvo lugar durante la madrugada del domingo 26 de julio en los jardines de Jauregibarria en Amorebieta-Etxano, cuando una veintena de individuos, actuando de forma organizada, acorralaron a un joven y comenzaron a golpearle, participando todos ellos de forma activa en la agresión.

Durante la brutal paliza, los agresores utilizaron objetos contundentes como palos y botellas, hasta provocar que la víctima quedara tendida en el suelo en estado inconsciente.

La investigación continúa abierta, por lo que la Ertzaintza, en colaboración con la Policía Local de Amorebieta-Etxano, sigue trabajando en la identificación y localización de todos los autores de la brutal agresión.

Álex, el joven apaleado en Amorebieta, no se recuperará de sus lesiones