martes. 09.08.2022

Este es el motivo real por el que Pedro Sánchez pide no llevar corbata en España

Y ante la extrañeza de los periodistas no ha tardado en confesar señalando que desde este viernes no llevará corbata como gesto personal para contribuir al ahorro energético
Este es el motivo real por el que Pedro Sánchez pide no llevar corbata en España
Este es el motivo real por el que Pedro Sánchez pide no llevar corbata en España

Una imagen absolutamente insólita y a la que nos estamos muy acostumbrados, la del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, quien ha aparecido en un acto público sin corbata. Y, posteriormente, ha argumentando su decisión aludiendo a un motivo real.

Sin corbata, con camisa blanca desabrochada por arriba y chaqueta azul. Así ha aparecido públicamente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa para la presentación del balance del primer semestre del año, una imagen que ha dejado boquiabierto a muchos.

Y ante la extrañeza de los periodistas no ha tardado en confesar señalando que desde este viernes no llevará corbata como gesto personal para contribuir al ahorro energético. Y ha pedido a sus ministros y altos cargos públicos que tampoco la usen, algo que cree que se debería hacer también en el sector privado "si es que no lo han hecho ya".

La corbata y el ahorro energético

El acto coincidía precisamente con la presentación de un plan para favorecer el ahorro energético. Y al actual presidente del Gobierno de España no se le ha ocurrido mejor forma de respaldar esa reducción del consumo del gas que prescindiendo de la corbata.

A su juicio, según ha confesado, "ahorrar energía es una tarea de todos y es prioritario" y ha asegurado que reducir la factura energética contribuye a reducir la dependencia de Vladímir Putin y también a "doblegar la curva de la inflación".

El precedente de Japón

Pero existe un precedente concretamente en Japón. Hace 17 años, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón lanzó una campaña para reducir el número de emisiones de CO2 y cumplir con los compromisos del Protocolo de Kioto en 2010 que incluía elevar a 28 grados centígrados la temperatura de los edificios públicos y la recomendación de uso de vestimenta informal y veraniega no llevando corbata.

Como no podía ser de otra forma, la medida generó una fuerte polémica y encontró una oposición feroz, especialmente encabezada por los entonces sectores más conservadores. 

Esa idea fue tomada al pie de la letra por el exministro, Miguel Sebastián, quien en el año 2008 acudió a un pleno del Congreso de los Diputados sin corbata. En aquel episodio, el presidente del Congreso de entonces, el también socialista José Bono, le instó a ponerse la corbata para cumplir el reglamento de vestimenta y no hacer distinciones con los empleados de la Cámara Baja.

Este es el motivo real por el que Pedro Sánchez pide no llevar corbata en España