viernes. 23.02.2024
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska

La viuda de David Pérez Carracedo, uno de los agentes de la Guardia Civil que perdió la vida tras ser arrollado por una narcolancha en Barbate (Cádiz), se ha negado este domingo, durante la capilla ardiente que se ha celebrado en la Comandancia de la Guardia Civil en Pamplona, a que el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, fuera quien colocase una medalla en el féretro.

Varios asistentes a la capilla ardiente, informan que Marlaska se ha dirigido a recoger la medalla que portaba un agente de la Guardia Civil para colocarla en el féretro. En ese momento, la viuda ha mostrado su disconformidad con que fuera el ministro quien realizase este acto alegando que su marido "no hubiera querido esto".

Según explican estas mismas fuentes, algunos asistentes han aplaudido a la viuda. Finalmente, ha sido el agente que portaba la medalla quien se ha encargado de colocarla en el féretro donde se encontraba el agente fallecido.

David Pérez Carracedo, de 43 años, era vecino de la localidad navarra de Sarriguren, donde vivía con su mujer y sus dos hijos de 9 y 6 años. Formaba parte del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil.

Funeral en Cádiz por el Guardia Civil fallecido en Barbate
Funeral en Cádiz por el Guardia Civil fallecido en Barbate

Como consecuencia de los hechos, han sido detenidas 8 personas, entre las que destacan los seis tripulantes de la narcolancha. Se trata de un vecino de La Línea de la Concepción de 46 años de edad identificado como F.J.M.P., con antecedentes por resistencia, desobediencia y blanqueo de capitales y quien presuntamente habría pilotado la narcolanca; J.I.A.B., de 39 años, sin antecedentes pero numerosas infracciones, casi todas por consumo de sustancias estupefacientes; M.C., de 25 años de edad y sin antecedentes; y otros tres tripulantes de 21, 24 y 28 años de edad, con antecedentes por tráfico de drogas, atentado a agente autoridad, lesiones, delitos contra el patrimonio y blanqueo; afrontando ahora dos presuntos delitos de homicidio y de lesiones graves a agentes de la autoridad.

Funeral en la Catedral de Cádiz

En paralelo, la Catedral de Cádiz ha acogido este domingo una misa fúnebre, en memoria de Miguel Ángel González Gómez, el guardia civil de 39 años natural de San Fernando que también perdió la vida cuando participaban en una operación contra el tráfico de drogas.

La ceremonia ha sido oficiada por Óscar González Esparragosa, vicario general de la diócesis de Cádiz y Ceuta; y ha contado con la asistencia del Delegado del Gobierno central en Andalucía, Pedro Fernández; del consejero de Presidencia e Interior de la Junta, Antonio Sanz; el alcalde de Cádiz, Bruno García; la Subdelegada del Gobierno en Cádiz, Blanca del Pilar Flores Cueto; y la alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, entre otras autoridades.

La viuda del Guardia Civil, David Pérez, se niega a que Marlaska le ponga la Medalla de...