lunes. 08.08.2022

Aseguran que el mundo se enfrenta a nuevas pandemias en el futuro

A mediados de enero un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se desplazó a la ciudad china de Wuhan para investigar el origen de la pandemia de Coronavirus

A mediados de enero un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se desplazó a la ciudad china de Wuhan para investigar el origen de la pandemia de Coronavirus. Según sus pesquisas, el SARS-CoV-2 es de origen animal; aunque no se ha podido demostrar exactamente cuál, además de que ya circulaba en el mes de diciembre, más de lo que se pensaba en la zona. De momento lo único claro es que habrá más pandemias en el futuro.

Aunque China no lo comparte, Wuhan fue el primer lugar en el que el virus saltó de animales humanos, de ahí al resto de China y al resto del mundo. En un primer momento se pensó que el reservorio del virus fue un murciélago, y de ahí saltó a un pangolín; si bien las autoridades chinas no lo tienen claro, según informaron tras la visita de la OMS: "Los murciélagos y los pangolines son candidatos potenciales para la transmisión, pero las muestras de coronavirus encontradas en esas especies no son idénticas al SARS-CoV-2".

Hablan así de la "alta susceptibilidad" de visones y de gatos; aunque la OMS apunta que se desconoce cómo se introdujo el virus en ese mercado de Huanan, donde se daban las condiciones perfectas para su transmisión. ¿Por qué es importante descubrir el origen del SARS CoV-2?

En una entrevista con Infosalus, Santiago Elena, investigador del CSIC en el Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio) de Valencia explica que habría dos razones. Una primera científica: va a haber más pandemias en el futuro.

Conocer su origen para evitar las siguientes

"Conocer el origen de esta pandemia nos dará pistas para evitar siguientes. Hay un proyecto del Ejército de Estados Unidos financiado con miles de millones para caracterizar todos los virus que potencialmente pueden infectar a humanos de reservorios animales", aclara el experto.

Por otro lado, el investigador español apuntaría a razones pragmáticas, para borrar del imaginario colectivo que el virus SARS-CoV-2 pudo salir de un laboratorio; o ser un invento de las farmacéuticas.

Aquí Santiago Elena recuerda que "lo normal" en un virus es que mute, y aparezcan cepas y variantes. "No nos debe sorprender que en cualquier organismo biológico haya mutaciones, todos somos distintos, y las vacunas, de momento todas las que tenemos, siguen confiriendo protección y funcionando. En el momento en el que alguna dejara de hacerlo se pueden modificar, sobre todo las de ARN mensajero (de las aprobadas, Pfizer/Biontech y Moderna). De hecho el futuro de la vacuna será polivalente e inducirá respuesta contra varias variantes si coexisten en el tiempo", según vaticina.

Aseguran que el mundo se enfrenta a nuevas pandemias en el futuro