sábado 28/5/22

Cambio de Hora: "A las dos son las tres"

Este cambio de hora se aplicó por primera vez durante la I Guerra Mundial para mantener abiertas las fábricas una hora más

En la madrugada del domingo 31 de marzo se va a llevar a cabo el primer cambio de hora de 2019, adelantándose los relojes una hora, es decir, a las 2 de la madrugada serán las 3.

Esta modificación en nuestros relojes es parte de una directiva europea que afecta a todos los países de la Unión Europea, siendo el objetivo aprovechar mejor las horas de luz y solar y consumir menos electricidad por las tardes, siendo de obligado cumplimiento y siempre produciéndose en las mismas fechas y horas en el conjunto de la UE.

Este cambio de hora, se extenderá hasta el último fin de semana de octubre, cuando el reloj volverá al horario de invierno retrasándolo una hora.

Con este nuevo horario de verano se da la bienvenida de una nueva estación, la primavera, comenzando el reciente miércoles 20 de marzo a partir de las 17:15 horas, estación que durará 92 días y 18 horas, hasta el 21 de junio, fecha de inicio del verano.

Los europeos ajustan los relojes para cumplir la directiva comunitaria 2000/84/CE al menos dos veces al año, habitualmente el último domingo de marzo y el último de octubre.

En España existen dos horas oficiales, una para la Península y otra para Canarias, que va una hora por detrás desde 1922. Este cambio de hora se aplicó por primera vez durante la I Guerra Mundial para mantener abiertas las fábricas una hora más, siendo uno de los argumentos que defienden este adelanto horario es el beneficio para el comercio.

El cambio de hora se empezó a aplicar con regularidad durante la crisis del petróleo, y desde 1981, toda Europa sincroniza las manijas de sus relojes a la vez.

Aunque para muchos este cambio es beneficioso, hay que tener en cuenta que los cambios de horario dificultan la percepción del tiempo y pueden causar problemas de sueño a las personas, así como trastocar reuniones, viajes, facturación de equipaje, el mantenimiento de registros, dispositivos médicos.

Por tanto, estos primeros días podemos sufrir sueño, desajustes alimentarios y cansancio. Si bien es cierto que los niños y las personas mayores son a quienes más les afecta. La parte positiva es que disfrutaremos de más horas de sol al día, lo que provoca que el cuerpo segregue más melatonina y, por ende, el sueño a la larga será de más calidad y se esté más animado durante el día.

CAMBIO DE HORA: "A las dos son las tres"
Comentarios