sábado 4/12/21

Comete un delito para que lo detuvieran y evitar casarse

Robó el mismo día de la boda un altavoz valorado en 220 euros

Ser esposo o no ser esposo, ésa es la cuestión. La cuestión clave. La cuestión cuestionable. La cuestión cuestionada. No todo el mundo desea casarse. Algunas personas sí. Y con ahínco. Y con ardor. Y otras no. Ni por asomo. Como un vade retro incrustado en sí propia biografía.

Y esta huida, este techazo, es cuanto debió sucederle al señor Chen, un hombre de China que así lo evidenció con sus actos la pasada semana. El hombre, con toda conciencia y recta voluntad, decidió robar en una tienda el mismo día de su boda para que las autoridades le detuviesen y así no poder asistir a la ceremonia. Un argumento de comedia cinematográfica.

¿Qué sucedió exactamente? Pues que el acusado acudió a un estudio de danza en Shangai donde robó un altavoz valorado en unos 220 euros. Tras la denuncia del dueño las autoridades tardaron muy poco en detener al autor, y se sorprendieron al conocer los motivos por los que había cometido el delito.

Sinceridad por bandera. El hombre explicó que quería hacer algo rápido para no tener que casarse con su novia, y eso fue lo único que se le ocurrió. No es la primera vez que una historia como esta se hace viral por los intentos fallidos de los protagonistas para evitar casarse. Hace solo unas semanas, en Colombia, un hombre fingía su propio secuestro para evitar dar el 'sí' a su prometida.

Comete un delito para que lo detuvieran y evitar casarse