viernes. 19.08.2022

¿Cómo puede contribuir el 5G a un mundo sin atascos?

El desarrollo de la tecnología 5G en los coches inteligentes podría significar el final de los atascos de tráfico como los conocemos

¿Imaginas un mundo sin atascos? Difícil, ¿verdad? Cada día, cuando nos levantamos y nos dirigimos al trabajo, a clase, a hacer la compra o simplemente a pasear podemos ver colas de coches por cualquier rincón de nuestra ciudad. Da igual lo pequeñas o grandes que sean. Los atascos forman parte de nuestro forma de entender la vida, aunque con el desarrollo del 5G podríamos alcanzar la visión que hoy en día tenemos para dar paso a un mundo con una conducción más fluida y agradable. Al combinar su alta confiabilidad, velocidades ultrarrápidas y lo último en tecnología de automóviles inteligentes, el 5G podría significar el final de los atascos de tráfico como los conocemos.

Pocas cosas, en el día a día pueden ser más frustrantes e irritantes que estar atrapado en el tráfico. Y si no, tan solo hay que recordar los miles de conductores que sufrieron las graves consecuencias de la Borrasca Filomena en España, donde las nevadas protagonizaron atascos kilométricos que obligaron a muchos conductores a abandonar sus coches en plena carretera ante la imposibilidad de avanzar.

Aumenta el tiempo perdido por los atascos

Según datos recogidos por elMIRA.es, en 2019, los conductores de todo el mundo perdieron un promedio de 1 hora y 27 minutos adicionales en el tráfico además de sus tiempos normales de viaje. Y esos números no parecen estar bajando. De hecho, a medida que las poblaciones de todo el mundo continúan creciendo, los atascos y las carreteras congestionadas no hacen más que aumentar. Pero a pesar del creciente número de conductores en todas partes, los atascos de tráfico pueden llegar pronto a su fin gracias al potencial innovador de la última generación móvil: el 5G.

Esta nueva tecnología ofrece respuestas instantáneas, velocidades de conectividad mejoradas y una mayor confortabilidad. Por todo ello, se puede decir que el 5G tiene la capacidad de hacer que los desplazamientos por carretera sean más rápidos, fáciles y eficientes que nunca.

Coches conectados mediante 5G

Los coches inteligentes que funciones con redes 5G podrán comunicarse de manera eficiente e instantánea entre sí; y con el medio ambiente, dando a los conductores notificaciones y advertencias sobre lo que sucede a su alrededor. Mediante el uso de tecnología, cámaras y sensores de detección y alcance de luz (LiDAR) para recopilar y compartir información importante de la carretera con otros vehículos podrán proporcionar actualizaciones en tiempo real en todo lo que hay a su alrededor, desde el clima y las condiciones de la carretera hasta los posibles peligros del tráfico.

Fundamentalmente, las redes 5G permitirán la comunicación V2V (entre dos vehículos) incluso cuando los automóviles estén fuera de la línea de visión. Usarán sensores 5G para complementar sus capacidades de radar y LiDAR para detectar y comunicarse con otros vehículos. Algunas de estas funciones están actualmente en uso y funcionan con tecnología 3G o 4G; sin embargo, se limitan a aplicaciones a pequeña escala.

Toma de decisiones más rápida que los humanos

“Para permitir que esto suceda a mayor escala con más vehículos y más cooperación entre vehículos, necesita 5G”. Así lo asegura Claes Herlitz, vicepresidente de Ericson y director de vehículos conectados. "Hay una multitud de razones: consumo de energía; ancho de banda necesario para la cantidad de datos transmitidos; y tiempo de respuesta de red más rápido, por ejemplo".

De este modo, el 5G permitirá la expansión de las capacidades de los automóviles conectados. Además contribuirá a cambiar toda la experiencia de conducción, evitando muchos de los factores que vemos que contribuyen a la congestión del tráfico. Con una potencia informática robusta y una amplia capacidad de memoria, los automóviles conectados al 5G podrán transmitir información y tomar decisiones inteligentes más rápido que los humanos.

¿Cómo puede contribuir el 5G a un mundo sin atascos?