martes 17/5/22
El MIRA | Noticias
El MIRA | Noticias

Consejos prácticos para vender un teléfono móvil usado

Ofrecemos cuatro recomendaciones para que la venta sea un éxito

La venta o reventa de un teléfono móvil ya usado comporta sus códigos. Sus claves. Sus secretos estratégicos. A veces creemos que recuperaremos prácticamente la cantidad económica que desembolsamos -o que desembolsó un tercero- en su adquisición. Y que nos haremos con un dinero inesperado. Pero el resultado nos propina un zarandeo negativo, por falta de cálculo, por error en el tanteo. Vender un teléfono móvil ya usado no es un negociazo, como inicialmente pudiéramos prever.

De ahí que propongamos algunos consejos prácticos. Para no errar en el intento. En primer lugar, y de entrada, se debe ser honesto para con el dispositivo que nos disponemos a vender. No podemos propiciar el gato por liebre. Ni el timo de la estampita. Nuestra honorabilidad está en el juego del boca-oreja. Seamos, por ende, serios y sinceros. No cuesta nada -¡es gratis!- serlo. Ganaremos mucho si así nos mostramos.

¿Y en qué consiste dicha seriedad? En ser honestos -repetimos- con el estado del dispositivo. Si tiene algún pequeño problemilla. Sea cual fuere: ora de software ora de algún golpe en diseño o en la pantalla. La verdad por delante. En evitación de posteriores reproches. En evitación incluso de una discusión que pudiera llegar a mayores. En evitación (gratuita) de una pérdida de la amistad. O del (innecesario) nacimiento de una enemistad.

Segundo: ofrécelo, a ser posible, con la caja y con la mayoría de los accesorios. Casi como tú lo adquiriste. Casi, insistimos. Jamás será igual -no dará la misma sensación- vender un móvil de gama media a pelo, como aquel que dice, que hacerlo con sus auriculares, su caja, su cargador e incluso con el papel nunca leído (pero necesario): el manual de instrucciones, dicho sea popularmente.

Tercero: siempre han de utilizarse varias opciones, varias plataformas, varias vías, para ofertarlo. Desde todas las cuentas abiertas en redes sociales que tengas a mano, como en otras alternativas que a día de hoy también ofrecen garantías de alcance, de pegada, de éxito: léase: Vibbo, Mercado Libre, Wallapop… Internet aporta el efecto multiplicador de numerosísimas posibilidades. No debe desaprovecharse ninguna.

Y, por último, y en cuarto lugar: las fechas señaladas. Es decir: tratar de venderlo en fechas especiales. Cumpleaños, santos, aniversarios, días del padre o de la madre, San Valentín, Navidades… ¿Operación de marketing? También, naturalmente. Móvil usado no es sinónimo de móvil inservible. Todo sea por la comunicación en marcha. Por la comunicación en serie. Por la comunicación de unos con otros. Y por la optimización de unos dispositivos a los que auguramos larga vida. De mano en mano. De primera mano a segunda mano.

Consejos prácticos para vender un teléfono móvil usado
Comentarios