miércoles. 10.08.2022

El aceite de Pongamia, el futuro combustible sostenible

El aceite de Pongamia es una buena materia para la fabricación de un combustible sostenible y tiene una de las intensidades de carbono más bajas

En un intento por buscar un combustible sostenible para el medioambiente, la empresa Investancia ha firmado un acuerdo de compra por 30 años con el ECB Group por el que se producirán 300.000 toneladas de «aceite de reforestación». Este provendrá del aceite de Pongamia y se empezará a producir a partir de 2030. En este sentido, este hecho representa un importante paso adelante hacia la elaboración de un combustible libre de emisiones contaminantes.

La empresa de investigación y desarrollo, Investancia, está ubicada en Carmelo Peralta (Alto Paraguay), y es el mayor centro de producción de árboles Pongamia del mundo. La capacidad de producción anual actual es de 1 millón de árboles y se ampliará a un total de 50 millones de árboles en 125.000 hectáreas en los próximos 10 años.

Aceite de Pongamia

Un informe de MEO Carbon Solutions descubrió que el aceite de Pongamia tenía una de las intensidades de carbono más bajas de cualquier materia prima en el mercado y era tres veces menor que el aceite de soja. Por lo tanto, lo convierten en un material muy bueno para fabricar combustible.

"Estamos muy orgullosos de formar parte de la inversión estratégica de ECB para establecer la primera gran refinería de HVO en el hemisferio sur", ha comentado Marcel van Heesewijk, CEO y Fundador de Investancia.

"Durante el último año pudimos desarrollar conjuntamente planes para situar a América del Sur, y más específicamente a Paraguay, en el mapa como la región líder en combustibles verdes de próxima generación, utilizando materia prima generada a partir de nuestras actividades de reforestación certificada en el Chaco paraguayo. Nuestros esfuerzos combinados tienen múltiples e inmediatos impactos sobre el cambio climático", ha dicho tras el acuerdo.

Contratos

ECB Paraguay Group y Shell Trading Company han firmado un contrato a largo plazo que suministrará a Shell, una de las mayores empresas energéticas del mundo, más de 500 millones de litros de diesel renovable y combustible de aviación sostenible por año. La duración del contrato se prevé que vaya de 2024 a 2029, por un total de 2.500 millones de litros de HVO/SPK. Además, el Grupo BCE también anunció la ejecución de un contrato con bp, para la venta de más de mil millones de litros de biodestilado entre 2024 y 2029.

Investancia comenzó a desarrollar material de reforestación en bruto en 2014, a través del desarrollo genético temprano, con el apoyo de su socio estadounidense TERVIVA. Pongamia Investancia Oil, refinado para diesel renovable, es bajo en carbono, pobre en "cambio indirecto de uso de la tierra" y cumple con la Directiva Europea de Energías Renovables y los Combustibles Bajos en Carbono de California. Los programas de reforestación de la primera fase de la compañía comenzaron con 2.000 hectáreas de tierra.

La empresa de investigación y desarrollo es la titular de las correspondientes licencias ambientales y de importación otorgadas por los Ministerios de Agricultura y Ganadería, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y Semilla, en Paraguay, que es donde se plantan dichos árboles.

Diversificar materias primas

"Con este acuerdo de suministro de aceite de pongamia, buscamos diversificar el portafolio de materias primas para la operación de nuestra biorrefinería Omega Green, con soluciones de menor intensidad de carbono entre las cosechas de producción de aceite vegetal", ha añadido Erasmo Battistella, CEO del Grupo ECB.

"Esta es una decisión concreta e innovadora en esta dirección, que en el mediano plazo puede alcanzar un tercio de nuestras necesidades de materia prima para la producción en Omega Green. La decisión también ya tiene un impacto positivo directo en la economía de Paraguay al promover la producción agrícola dentro de un sistema de reforestación que ayuda con el secuestro de carbono", concluía.

El árbol de Pongamia supera la producción de materias primas para HVO/SAF. Los árboles son muy sostenibles y adaptables, no necesitan fertilizantes y son muy eficaces para eliminar el carbono. Cada árbol captura una media de 44 kg de CO2 al año, más que cualquier otro cultivo oleaginoso.

Además, la harina de pongamia, que se obtiene de la 'torta de semillas” residual después de la cosecha y se tritura para la extracción de aceite, también es rica en proteínas y actualmente se vende como alimento para animales.

Metanol como portador de hidrógeno

Buscando las energías más limpia para el medioambiente, nos encontramos con el hidrógeno que tiene un enorme potencial como combustible sostenible. Sin embargo, todavía hay obstáculos importantes que superar antes de que se convierta en una opción legítima para automóviles y camiones. Algunos de esos problemas son el almacenamiento y transporte del combustible.

Por ello, la empresa Karma está explorando soluciones diferentes para aplicarlas a las pilas de combustible. Karma fue fundada en 2014 en California (EE.UU) cuando compró con capital chino a la ya extinta Fisker. Dicha empresa ha estado trabajando para crear un nuevo sistema que obtenga el hidrógeno necesario para crear electricidad mediante el mismo vehículo y a partir de metanol.

Ventajas

El uso de metanol como portador de hidrógeno tiene varias ventajas porque es muy fácil de fabricar, ya que es un simple alcohol y combustible base. Además, hay que tener en cuenta, que este procedimiento se puede realizar con fuentes de energía renovables, lo que hace que la huella de CO2 sea neutra.

Asimismo, este sistema no sería nada costoso, ya que el transporte, almacenamiento y distribución son prácticamente iguales al de la gasolina. Sin tener en cuenta, que es mucho más seguro de manipular que el hidrógeno.

El fabricante de automóviles Karma ha estado trabajando con el especialista en celdas de combustible, Blue World Technologies. Gracias a esta unión, han podido desarrollar u proyecto y experimentar con el uso de nuevas fuentes de energía en el automóvil.

«Estamos invirtiendo en este tipo de tecnologías de propulsión para preparar un mundo libre de emisiones. Contemplamos varias soluciones de motores electrificados de autonomía extendida, que incluyen pilas de combustible de hidrógeno, etanol y metanol como sistema de propulsión», declaró en la presentación del proyecto Lance Zhou, consejero delegado de Karma.

El aceite de Pongamia, el futuro combustible sostenible