miércoles. 29.06.2022

La emotiva despedida de la reina Isabel II a su marido Felipe de Edimburgo

El mensaje de la reina, compartido este domingo, viene acompañado por una foto de la pareja realizada por Annie Leibovitz en 2016 y rápidamente se ha viralizado
Reina Isabel II
La Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo / The Royal Family

Pese al dolor por la reciente pérdida de Felipe de Edimburgo, la reina Isabel II ha sacado fuerzas para escribir unas emotivas líneas hacia el que ha sido su compañero de vida. La familia real británica ha compartido una cita conmovedora de la monarca sobre el duque de Edimburgo de un discurso que pronunció celebrando su aniversario de bodas de oro en 1997.

“Él ha sido, sencillamente, mi fortaleza y mi permanencia todos estos años, y yo, y toda su familia, y este y muchos otros países, le debemos una deuda mayor de la que jamás reclamaría, o que nunca sabremos”, reza la publicación escrita en el perfil oficial de Twitter de la Casa Real

La reina pronunció esas palabras en noviembre del año 1997 durante un almuerzo en Banqueting House en Londres, en el que recordó "unos notables 50 años" de matrimonio con Felipe, recoge el Mirror. El mensaje, compartido este domingo, viene acompañado por una foto de la pareja realizada por Annie Leibovitz en 2016 y rápidamente se ha viralizado superando los 10.000 retuits y más de 80.000 'me gusta' en pocas horas.

La pareja celebró su 73 y último aniversario de bodas juntos en noviembre del año pasado. La reina Isabel II estaba al lado de su marido cuando murió en su apartamento privado, según las informaciones publicadas por la prensa británica.

Rodeada de sus hijos

El matrimonio tuvo cuatro hijos, además de ocho nietos y cinco bisnietos. Fiel acompañante de la reina, el duque de Edimburgo también estuvo a su lado en los momentos más duros de la corona, como los divorcios de sus hijos o la trágica muerte de la princesa Diana de Gales y su consecuente impacto en la imagen de la corona.

Por ello, los hijos de la reina Isabel II se han trasladado a la residencia de Windsor para visitarla y apoyarla en estos difíciles momentos. Carlos, Eduardo y Andrés vieron a su madre en el castillo, situado a unos 30 kilómetros de Londres y una vez allí, en una atención ante los medios presentes elogiaron su actitud. "La reina ha estado increíble", expresó Sophie con lágrimas en los ojos.

A pesar de que la Casa Real y el Gobierno han pedido que se eviten las concentraciones ante las residencias de la monarquía, debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus, algunos ciudadanos han acudido durante el día a las puertas del castillo de Windsor para depositar ofrendas florales.

Asimismo, tras la muerte del duque, un documental emitido por la BBC ha recogido algunas reflexiones de los hijos de Felipe sobre su padre.

Isabel II y Felipe de Edimburgo

El príncipe que nunca fue rey

Felipe de Mountbatten, duque de Edimburgo, conde de Merioneth y barón de Green nació en 1921 en Corfú (Grecia). El duque estaba emparentado con las Casas Reales de Noruega, Grecia, los Romanov de Rusia o los Windsor de Inglaterra. De hecho, era primo de la reina Isabel, a la que conoció con 18 años.

El príncipe Felipe contrajo matrimonio con la reina en 1947, cinco años antes de su precipitado ascenso al trono. La coronación oficial de la reina Isabel II en 1953 obligó al duque a adaptarse a las exigencias del Palacio de Buckingham, con algunas discrepancias y reticencias, según se ha retratado en biografías y documentales.

Junto con la vida real, el duque de Edimburgo compaginó su pasión por el Ejército. Y es que, el príncipe Felipe se alistó en la Marina Real británica de joven, combatió en la Segunda Guerra Mundial y llegó a ser capitán.

La emotiva despedida de la reina Isabel II a su marido Felipe de Edimburgo