lunes 23/5/22

En estado vegetal tras una paliza homófoba con 22 años

El joven sufrió una brutal agresión que lo dejó al borde de la muerte

Hasta hace muy poco la vida de Jefferson era una vida completamente distinta. Se encontraba estudiando, tenía un grupo de amigos, una gran familia y era una persona muy vitalista y optimista, según sus allegados.

Jefferson antes y después de la agresión

Todo dio un cambio en diciembre del pasado año. Jefferson se encontraba de vacaciones con unos amigos en Brasil, preparados para festejar la llegada del verano. El joven, que se encontraba de fiesta, decidió ir al baño y tras un buen rato sus amigos comenzaron a preocuparse de su ausencia.

Jefferson no se encontraba ni en el baño, ni en el bar, por lo que decidieron salir a buscarlo fuera, donde tras caminar algunas calles descubrieron el paradero de su amigo.

El joven, que había sufrido una terrible agresión homófoba, estaba tendido en el suelo a punto de ahogarse con su propia sangre y desnudo totalmente. Una paliza salvaje que lo había dejado prácticamente sin vida, permaneciendo en coma durante un mes.

Como resultado de las lesiones dejaron en estado muy grave sus órganos vitales como el cerebro y los pulmones. Hace poco el joven recibió el alta, pero ya no es la misma persona. Jefferson no puede ni caminar, ni hablar, ni alimentarse por sí mismo.

Todo ello porque una lacra social quiso acabar con las aspiraciones de un alegre joven que poco tenía que ver con ellos.

En estado vegetal tras una paliza homófoba con 22 años