domingo 29/5/22
El MIRA | Noticias
El MIRA | Noticias

Varios días después de regresar a Jerez, y con una agenda apretada por la multitud de eventos a los que acude, Juan Meira nos cuenta como ha sido su experiencia en ese duro viaje que le ha llevado durante 50 días desde Jerez hasta Roma en bicicleta plegable para dar a conocer la Fibrosis Quística.

Salida Juan José Meira hacia Roma | Álvaro Richarte para MIRA Jerez

Su idea inicial era la de darle visibilidad a la enfermedad haciendo lo que le gustaba, pero jamás se imaginó que fuese a recaudar fondos económicos. “Yo con todo lo que ha pasado durante el viaje me siento realizado, el hecho de que muchas personas se preocuparan por mí,  era algo impensable” nos añade.

Para él, el éxito de que su aventura haya llegado a tanta gente es debido a la ayuda de Paz y de los medio de comunicación que le han dado difusión. “Ustedes habéis querido que de verdad se ayudara y siempre habéis sacado lo mejor de lo que se ha hecho. Si todo el mundo rema en esa dirección, es normal que esto haya salido así de bien”, afirma Juan Meira.

A él le gustaría que se utilizara las fuerzas que se han invertido en apoyarle, para concienciar a los políticos, que son los que tienen la oportunidad de destinar una partida económica para la investigación, y no lo hacen.

Uno de los momentos que quedarán en la retina de Juan fue su paso por la ciudad francesa de Nimes, donde todos los coches le pitaban y la gente le saludaba. Todo esto se debía a que la prensa local se había hecho eco de su historia. Además, destaca el recibimiento en casi toda España y varios puntos de Italia, donde había gente que ya lo conocía gracias a la difusión de su hazaña.

Cuando le preguntamos por su próxima aventura, nos confirma que durante el viaje le propusieron continuar hasta el sur de Italia, la cual asemejaba con Andalucía,  y se lo pensó, pero finalmente concluyó su viaje en Roma. De cara al futuro, piensa en otros desafíos, pero primero "quiero acostumbrarme a la cama", comenta entre risas.

En ningún momento dudo en no llegar a la capital del país azzurro, porque cuando él se propone algo lo cumple, ya que vuelca todas sus fuerzas para que eso se lleve a cabo. A lo que añade que “cualquier persona, si vuelca todas sus fuerzas para lograr algo, lo acaba consiguiendo”.

A pesar de definirse como una persona independiente, Juan se emociona al recordar el rencuentro con su familia en Italia. Su madre se sentía orgullosa de él, y no es para menos, ya que había sentido que su Juan había ayudado a muchas personas. Siempre recuerda una frase de su madre que le ha marcado de por vida y que dice: “Todo lo que te propongas, lo conseguirás”.

"Todo lo que te propongas, lo conseguirás"