sábado 21/5/22

Le cortan las garras a una leona para que "juegue" con los visitantes del zoo

Según el zoo, se ha llevado a cabo para ofrecer una experiencia interactiva con los visitantes

Esta historia ha tenido lugar en Palestina, donde el veterinario del zoológico de Rafah, ubicado en la Franja de Gaza, ha decidido cortarle las garras a una leona de 14 meses para poder ofrecer una experiencia interactiva segura con los visitantes del zoo.

Esta operación fue llevada a cabo de forma ilegal dentro del propio zoo, en el que no existen las instalaciones correspondientes para llevar acabo la operación. Ante la falta de hospitales de animales especializados, el veterinario Fayez al-Haddad llevó a cabo el mismo la operación.

La organización Four Paws se ha denunciado la situación, alegando que el procedimiento fue agonizante para la leona. "Quitar las garras a un león equivale a amputar los dedos de un humano hasta el nudillo", explican miembros de la organización.

Un zoológico que no esta exento de polémica, ya que se han llevado a cabo numerosas protestas por por ejemplo, tener a 50 animales en pésimas condiciones, entre los que se encuentran cuatro leones recién nacidos que se encuentran en unas condiciones extremas.

La leona amputada, llamada Falestine, jugó hace unos días con los niños que visitaban el zoo, pero el veterinario ya ha advertido que las garras volverán a salir después de los seis meses, por lo que una segunda operación no sería descabellado para los mandatarios de dicho zoológico de Gaza.

Le cortan las garras a una leona para que "juegue" con los visitantes del zoo