lunes. 15.08.2022

Los 5 trucos para ahorrar en combustible

La mayoría de personas y familias piensan en distintas formas de reducir su consumo de combustible y así reducir sus gastos a finales de mes
Manguera de gasolina en una gasolinera - Freepik
Manguera de gasolina en una gasolinera - Freepik

Siempre se ha estado bastante pendiente del precio del combustible y cuánto dinero se nos va en él al mes. Pero con la llegada del coronavirus y la crisis económica que nos ha traído, en las familias la preocupación de este gasto se ha incrementado.

El gasto mensual en combustible es uno de los gastos más importantes de la economía familiar. Por lo tanto, no es de extrañar que la gente esté pensando en distintas formas de reducir su consumo de combustible y así reducir sus gastos a finales de mes. Para ello, hay 5 trucos que nos ayudarán ahorrar dinero y combustible.

Opta por una gasolinera low-cost

La mayoría de nosotros tenemos una estación de servicio confiable o una cadena de estaciones de servicio confiables. La realidad es que el combustible que todos venden proviene del mismo mayorista: CLH (Compañía Logística de Hidrocarburos). Las diferencias de precio están motivadas por los aditivos que algunas empresas agregan a sus combustibles, pero están motivadas principalmente por el margen del minorista.

Una gasolinera con servicio vigilado, tienda, lavado de coches y servicios será más cara que un autoservicio de bajo coste sin caja ni personal fijo, donde se paga con tarjeta en el surtidor. Por lo tanto, si andas mal de dinero lo más recomendable es que pases de tu gasolinera de confianza a una low cost, ya que por cada litro podrás ahorrarte una media de 9 céntimos, que al final de mes notarás en tus ahorros.

Llena el depósito de combustible

Llenar el tanque de combustible hasta el tope cada vez que repostemos también nos servirá para ahorrar, en lugar de ir repostando de 20 en 20 euros. Llenar el depósito entero te ahorrará realizar menos viajes a la gasolinera, evitando el gasto asociado, tanto en tiempo como en dinero.

Además, estará menos expuesto a las rápidas fluctuaciones de precios. Si la tendencia del precio es alcista, llenar el tanque garantizará un gasto por kilómetro más estable durante un período de tiempo más largo. Todo el mundo sabe que los precios del combustible están subiendo más rápido de lo que están bajando.

Llena el depósito con temperaturas bajas

El combustible líquido tiene un bajo coeficiente de expansión, pero tiene un coeficiente volumétrico de expansión: 950 millonésimas por grado para la gasolina y 820 millonésimas por grado para el diesel. Cuanto menor es la temperatura del combustible, menor es el volumen que ocupa. El resultado en las bombas es que se llenará de combustible por el mismo precio a bajas temperaturas.

Las gasolineras almacenan combustible bajo tierra, pero también experimenta variaciones térmicas a lo largo del día. Justo antes del amanecer, debería estar en su temperatura más baja del día.

Aunque los ahorros son pequeños, su efecto acumulativo no es despreciable y debe tenerse en cuenta si lo que estás repostando no es un coche, sino un camión con depósito de 800 litros. De hecho, los camiones que abastecen a las estaciones de servicio controlan de cerca la temperatura de llenado de sus tanques.

Planifica tus viajes

Si va a realizar un viaje largo pronto, debe planificar adecuadamente el reabastecimiento de combustible. Si lo hace bien, puede ahorrar decenas de euros y el problema es no desperdiciar. Hace mucho tiempo tenía sentido repostar en comunidades autónomas con impuestos regionales más bajos sobre los combustibles, pero se han redondeado a nivel nacional.

Evita llenar el depósito los viernes o justo antes de festivos y puentes vacacionales. Además, tendrás que tener en cuenta que la gasolina será cada vez más cara en las carreteras de peaje que en las carreteras secundarias y en las pequeñas localidades, donde también se puede evitar el monopolio de las grandes petroleras. Existen varias herramientas gratuitas para planificar sus viajes, como la web "Diesel o Gasolina" o el portal de precios del Ministerio de Industria.

Usa menos el coche

Es la última opción y la que nadie quiere escuchar, pero en muchos casos es la más realista y fácil de implementar. Si quieres ir al centro de tu ciudad, piensa en caminar o utilizar el transporte público, que es especialmente eficiente en las grandes ciudades. De esta forma, puede ahorrar en el estacionamiento al tener que pagar párking y también gastará menos combustible al no tener que buscar dónde estacionar.

Además, si suele viajar solo, considere publicar sus viajes en Blablacar o Amovens, para viajes más largos, y así reducirá su gasto en combustible ya que las personas que viajen con usted le pagarán. Es una buena forma de que nuestro viaje salga mucho más barato, o incluso, gratis.

Los 5 trucos para ahorrar en combustible