sábado 27/11/21

Mata a su madre, la descuartiza y se la come

El arrestado guardó los restos en varios táper

Puro canibalismo. La Policía Nacional detuvo el jueves por la tarde en Madrid a un joven de 26 años acusado de matar a su madre, Soledad de 66, y descuartizar luego el cadáver en el piso donde ambos residían en la calle de Francisco de Navacerrada, en el barrio de Ventas del distrito de Salamanca de Madrid, según confirma la Jefatura Superior de Policía. Un hecho que pone los vellos de punta.

El relato de los hechos es horrible. Pues el detenido descuartizó a su madre en trozos muy pequeños y guardó los restos de su progenitora en varios táper. Las fiambreras fueron halladas en la cocina y en otras estancias de la casa. Dantesco. Estremecedor.

También confesó que se había comido parte de los restos y que otros se los dio a su perro de la raza bodeguero o ratonero andaluz.

El hombre fue arrestado este pasado jueves precisamente en la misma vivienda donde se halló el cadáver, después de que una amiga de la víctima comunicara en la oficina de denuncias y atención al ciudadano del distrito de Salamanca de que no veía a la mujer desde hacía más de un mes.

La allegada sabía los problemas que había entre su conocida y el hijo y contó que se temía lo peor ya que la mujer no contestaba al teléfono. Los agentes acudieron a la vivienda. El joven les abrió y le preguntaron por su madre. Éste agachó la cabeza y les explicó que su madre "estaba en la casa". Una respuesta enigmática, de puro veraz.

Tras acceder al interior del inmueble encontraron en la cocina y en otros lugares del inmueble los restos repartidos en táper de diferente tamaño. El joven, con actitud "fría", demasiado fría, habría confesado a los agentes que se fue "comiendo" a la fallecida junto a su perro.

Con todo y con eso, los policías creen que no se comió los restos en crudo y que los cocinó previamente. Según fuentes policiales, todo apunta a un caso de "canibalismo". El arrestado tiene 12 antecedentes policiales por maltratar a su madre. Los vecinos aseguran que el parricida tenía una enfermedad mental y que había estado ingresado en un centro psiquiátrico.

Mata a su madre, la descuartiza y se la come