domingo. 26.06.2022

Mata accidentalmente a su hija tras golpearla con una bola de golf

Tanto el padre como la niña compartían una jornada en el mismo campo

Es lo que tiene la muerte: que sorprende a bocajarro. Del modo más impensable e inimaginable posible. La muerte siempre se sale con la suya. La muerte es traicionera. Asalta sin previo aviso. La muerte parece aún más inédita, más incomprensible, cuando se cierne sobre un niño. Sobre una niña

Esto le ha ocurrido a un padre en Utah, que mató accidentalmente a su hija de seis años al impactarle una bola que había lanzado su padre. Una bola de golf. Las autoridades informaron de que la niña se encontraba sentada en un carrito de golf que estaba estacionado en un camino a la izquierda de donde estaba el progenitor golpeando. ¡Mala suerte! ¡La peor de todas!

En concreto, fue el teniente Trent Colledge, de la Policía de Orem, en Utah (EE.UU.), el que describió los hechos. Tanto el padre como la hija compartían un día en el campo de golf. Después de recibir el impacto a la altura del cuello, la pequeña fue trasladada en helicóptero al hospital en Salt Lake City donde ingresó en estado crítico. Entonces creció el pánico. Y la incertidumbre reinó.

El lunes por la noche falleció debido a las lesiones producidas por la pelota. El tío de la niña fallecida, identificada como Aria Hill,, explicó a KSL que ella era la «compañera de golf» de su padre. «A ella le encantaba hacerlo y se lo pasaba bien», explicó David Smith. «Esa era una de las cosas que hacían juntos. Era algo que era realmente importante para ellos y algo que hacían todo el tiempo», se lamentaba.

Mata accidentalmente a su hija tras golpearla con una bola de golf