domingo. 26.06.2022

Mejor experiencia de viaje para los pasajeros aéreos en el futuro

La idea del piloto automático es solo cuestión de tiempo, pues ya se está testeando la opción de aviones pilotados parcialmente por robots

Mejor experiencia de viaje para los pasajeros aéreos en el futuro

La idea del piloto automático es solo cuestión de tiempo, pues ya se está testeando la opción de aviones pilotados parcialmente por robots

Actualmente, en determinados períodos del año, la fuerte demanda en el sector aéreo llega a generar congestiones en los aeropuertos poniendo a prueba los sistemas de gestión de las compañías aéreas y generando retrasos y cancelaciones en los vuelos.

Según un análisis reciente realizada por AirHelp, compañía especializada en defender los derechos de los pasajeros que reclaman por retrasos, cancelaciones y overbooking, las nuevas tecnologías ofrecen nuevas perspectivas tanto para facilitar el trabajo de las aerolíneas, como para ofrecer una mejor experiencia de viaje a los pasajeros.

Previsiones del tráfico aéreo de cara al futuro

No obstante el registro de una ligera bajada de tráfico anunciado por la Agencia Internacional de Transporte Aéreo (IATA) este pasado mes de febrero respecto al mismo período de 2018, la previsión es que la demanda en el sector siga creciendo en las próximas décadas.

En el aeropuerto de Jerez, las previsiones parecen muy acertadas, con un mes de marzo en alza del 14,9% respecto al mismo mes en 2018.

Algunas tecnologías que podrían emplearse pronto en los aeropuertos y en la gestión de las operaciones de vuelo para una mayor eficiencia de las compañías ya se utilizan en otros sectores.

Vemos cuáles son las tecnologías que podrían transformar pronto nuestra forma de viajar, ofreciéndonos mejores experiencias y más garantías en relación a nuestros derechos como viajeros.

La tecnología a favor de los derechos de los pasajeros

Estos algunos ejemplos y posibles aplicaciones de las nuevas tecnologías al sector aéreo:

  • Asistentes de robótica. Ya son una realidad en algunos aeropuertos como Munich, Taoyuan e Incheon. Permiten agilizar los desplazamientos y registrar la información relativa a los vuelos. Los robots pueden guiar a los pasajeros entre la multitud hasta la puerta de embarque, ofrecer información acerca del vuelo, facilitar la facturación reduciendo los tiempos de espera y las colas. Algunos incluso se encargan de llevar tu equipaje hasta la puerta de embarque.
  • Biometría. Esta tecnología en el futuro podría reemplazar los controles manuales de documentación, gracias a la posibilidad de identificar la cara del pasajero sin necesidad de presentar pasaporte ahorrando así mucho tiempo en las operaciones de facturación y embarque.
  • Inteligencia Artificial. Es tal vez una de las nuevas tecnologías más utilizada por la industria actualmente a todos los niveles. Compañías como AirHelp, por ejemplo, ya están implementando este tipo de tecnología para ofrecer herramientas prácticas e intuitivas relativas a los derechos de los pasajeros. A partir de la experiencia acumulada a lo largo de años de trabajo en el sector y después de muchas reclamaciones presentadas a las compañías de vuelo y gracias al procesamiento de los datos con la IA, el servicio inteligente sobre los derechos de los pasajeros creado por AirHelp permite saber en pocos minutos si un viajero tiene derecho a una compensación por el retraso o la cancelación de su vuelo.
  • Realidad Virtual y Realidad Aumentada. Se trata de dos tecnologías con gran potencial para el sector. Podrían ser útiles para el personal aeroportuario a la hora de identificar a un pasajero, por ejemplo, o ofrecer opciones de entretenimiento únicas a los pasajeros durante viajes de larga distancia. El CPO de AirHelp, Johnny Quach, prevé que RV y RA serán clave en el futuro para el desarrollo de una plataforma que incluirá opciones de reconocimiento avanzadas entre otras funcionalidades que revolucionarán el sector.
  • Aviones supersónicos. El transporte aéreo acelerado tal vez estará disponible en un futuro no tan lejano. La velocidad influirá en los tiempos de viaje y además contribuirá a reducir los retrasos, una de las causas más frecuentes de interrupción de viaje, que los pasajeros pueden reivindicar como derecho demandando a la compañía.
  • Piloto automático. Esta tecnología supondría grandes ahorros para la industria aérea, más precisión y gestión del tráfico aéreo. Por lo que se trabaja activamente en ello. Actualmente la industria está testeando la opción de aviones pilotados parcialmente por robots. La idea del piloto automático es solo cuestión de tiempo.
  • Internet of Things (IoT). Esta tecnología podría contribuir a mejorar la experiencia de los pasajeros. Algunas opciones como inclinación del asiento o la iluminación durante el vuelo y el rastreo del equipaje a la llegada se podrán gestionar directamente desde el móvil.

Mejor experiencia de viaje para los pasajeros aéreos en el futuro