martes. 28.06.2022

Nueva multa de la DGT: Sujetar el móvil con la mano supondrá 6 puntos

La DGT ha modificado la ley ante la elevada cifra de accidentes provocados por distracciones con el teléfono móvil y podrá costar hasta 6 puntos del carnet de conducir

El uso del teléfono móvil al volante es la causa de una de cada cinco muertes en accidentes de tráfico en España, a la altura de otras temeridades como el exceso de velocidad o el consumo de alcohol en carretera. Ante las escalofriantes cifras, el Consejo de Ministros del pasado 16 de marzo tomó la decisión de remitir a las Cortes Generales un proyecto de ley que reformará la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, en vigor desde 2006. El objetivo, según explica la web de La Moncloa, es reducir a la mitad el número de fallecidos y heridos graves en la próxima década y avanzar hacia una cifra cercana al cero en el año 2050.

Uno de los principales ejes de este proyecto de ley tiene que ver, precisamente, con el uso del teléfono móvil al volante. Según la nueva norma, la DGT aumentará de 3 a 6 los puntos retirados del carnet por conducir sujetando el móvil con la mano, aunque no se esté haciendo uso de él.

Hasta ahora, el agente de tráfico interpreta si estamos utilizando el móvil o no mientras lo llevamos en la mano, y en función de eso se aplica la multa. Sin embargo, a partir de que entre en vigor esta ley, será suficiente con que el agente vea que el conductor lleva el dispositivo en la mano para multarle, aunque el infractor alegue que no lo estaba utilizando en ese momento.

El simple hecho de sujetar el móvil será sancionado con 6 puntos

Pese a que el simple hecho de sujetar el móvil será sancionado con 6 puntos, los mismos que se pierden por conducir de forma temeraria, Pere Navarro, el director de la DGT, ha confesado que no se trata del mismo delito, y que por tanto las sanciones económicas sí serán diferentes, según las declaraciones recogidas por El Mira. De esta forma, mientras que la conducción temeraria se castiga con 500 euros y posibles consecuencias penales, el uso del teléfono móvil se sanciona con una multa de 200 euros y no es motivo para una pena de prisión.

Por otro lado, se mantendrá la sanción de 200 euros y 3 puntos para los conductores que utilicen el teléfono, pero que no lo tengan en la mano. Además, señalan desde Moncloa que se van a mejorar los medios de vigilancia en carretera, incorporando sistemas de cámara que identificarán automáticamente a los conductores que estén manipulando su móvil.

Este proyecto de ley podría estar tramitado y aprobado antes de julio de este año, aunque las fechas no son definitivas, según declaraciones del presidente de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso, Juan José Matarí.

Nueva multa de la DGT: Sujetar el móvil con la mano supondrá 6 puntos