miércoles. 29.06.2022

El príncipe William se defiende de las acusaciones de racismo de Los Markle

El Duque de Cambridge está muy enfadado por las acusaciones de racismo de Harry y Megan Markle y asegura tajante que "no somos una familia racista"
El Príncipe William
El Príncipe William

Después del comunicado emitido por la Reina Isabel II en la que admitía que la Familia Real británica estaba "entristecida" por la polémica entrevista que los Duques de Sussex han concedido a Oprah Winfrey, ahora el Príncipe William, uno de los grandes señalados por Harry, se pronuncia sobre las declaraciones de su hermano.

Tal y como publica el diario británico "Daily Mail", el Duque de Cambridge está muy enfadado por las acusaciones de racismo de Harry y Megan Markle y asegura tajante que "no somos una familia racista".

 Es el primer miembro de la Familia Real en romper su silencio y lo ha hecho con la clara intención de desmentir las declaraciones de la actriz de "Suits" sobre el comportamiento de la Casa Real en relación al color de piel de su hijo Archie.

Polémica entrevista

Además, y según señala el tabloide británico, William todavía no ha hablado con Harry cuatro días después de la polémica entrevista con Oprah, pero mantiene que "lo hará" próximamente.

El Duque de Cambridge ha hecho estas declaraciones durante su visita, en compañía de su mujer, Kate Middleton, a una escuela en el este de Londres para promover un programa de salud mental para niños. Muy serio, y parco en palabras, el Príncipe William no dudó en dar la cara por la reputación de la Familia Real, gravemente dañada tras las acusaciones de racismo por parte de los Duques de Sussex. "No somos una familia racista", aseguró.

La rabia y la polémica desatadas en los medios informativos británicos a medida que avanzaba el domingo la emisión de la entrevista de la presentadora estadounidense Oprah Winfrey a los duques de Sussex muestra la gravedad del asunto. Las comparaciones con aquella lejana crisis institucional que provocó Diana de Gales cuando se decidió en 1995 a comparecer ante las cámaras no sirven.

Abuso de poder sobre una mujer

En el tiempo del Black Lives Matter, en que se derriban estatuas de personas con pasado esclavista; en el tiempo del Me Too, en que no se mira a otro lado ante cualquier abuso de poder sobre una mujer, y con una nueva generación que ya es más isabelina que monárquica, las acusaciones de racismo, crueldad y manipulación lanzadas por la pareja contra el entramado de la casa real han reavivado la división cultural e ideológica de la sociedad británica en torno a su institución por excelencia.

El príncipe William se defiende de las acusaciones de racismo de Los Markle
Comentarios