lunes 25/10/21

Reciben una factura del agua de 9.000 euros de una casa en Granada cerrada más de 20 años

El consumo de agua había superado los 4.600 metros cúbicos, una cantidad totalmente impensable teniendo en cuenta que en la vivienda no vive nadie desde hace 20 años
Dos mujeres sorprendidas
Dos mujeres sorprendidas

Dos hermanas de Granada ha hecho pública una increíble factura del agua por la que se le impone un pago de 9.173,67 euros correspondiente al tercer trimestre del año pasado. La factura corresponde a la vivienda de su difunto padre, que falleció hace más de dos décadas y que ha estado deshabitada desde entonces. Asimismo, en caso de no abonar la factura en los plazos correspondientes, la cantidad se elevaría a 9.632,35 euros, según la orden dictaminada por el Ayuntamiento de Dúrcal.

Según detalla el documento, el consumo de agua había superado los 4.600 metros cúbicos, una cantidad totalmente impensable teniendo en cuenta que en la vivienda no vive nadie desde hace 20 años. 

Fue cuando las dos hermanas intentaron vender la casa cuando se percataron de esta cuantiosa deuda que generó una enorme sorpresa y asombro en ellas. Para poder venderla tenía que estar libre de carbas y cuando fuego a pagar todos los recibos, recibieron el susto por parte de la compañía del agua.

Justificación por parte del Ayuntamiento

Tras ello, trasladaron su caso al Ayuntamiento de Dúrcal donde el propio alcalde atendió su solicitud acordando finalmente una rebaja la deuda a la mitad. Gracias a este acuerdo de "bonificación" se elimina la penalización que se aplica cuando se produce un exceso de consumo, por lo que la deuda se ha quedado en 4.650 euros a pagar a medias entre las dos herederas.

"El motivo por el que hay tanto gasto ha podido ser porque desde el año 2008 ese contador no se ha podido ver, ya que está dentro de la vivienda, y esta ha estado deshabitada hasta ahora. También ha podido haber una avería durante este tiempo y no se han dado cuenta los propietarios", señala el decreto que firmó el técnico que leyó el contador.

El alcalde de la localidad asegura que el contador tiene que estar fuera de la casa y que de todos modos, "se le han venido dejando notificaciones conminándoles a ponerse en contacto con el Ayuntamiento, bien para que fuésemos nosotros a hacer la lectura trimestral, bien para que la hicieran ellos con una plantilla que nosotros le dejamos".

Por su parte, las afectadas aseguran que los recibos del agua han estado domiciliados. Así las cosas, todo hace indicar que si no se llega a un entendimiento entre las partes implicadas el caso terminará en manos de la justicia. 

Reciben una factura del agua de 9.000 euros de una casa en Granada cerrada más de 20 años