sábado. 13.04.2024
Joaquín y Susana Saborido junto a sus hijas en el acto de despedida | Salvador López Medina para El MIRA
Joaquín y Susana Saborido junto a sus hijas en el acto de despedida | Salvador López Medina para El MIRA

Joaquín Sánchez recibió este pasado jueves 20 de abril una de las despedidas más bonitas que se recuerdan a un jugador del Real Betis. Y no es para menos. Una de las grandes leyendas del beticismo cuelga las botas y en el club ya han comenzado con los actos de despedida para un jugador de los que marcan época. Junto a su mujer, Susana Saborido, sus hijas, toda su familia e incluida la plantilla del Betis, Joaquín vivió un momento único que no olvidará en la vida.

Desde Jerez de la Frontera hasta la última punta de España no se habla de otra cosa que de la retirada de Joaquín. A sus 41 años, el de El Puerto de Santa María pondrá punto y final esta temporada a su etapa como futbolista. 

Cuando una puerta se cierra otras se abren y Joaquín sabe perfectamente que después de unos meses de desconexión con la familia, luego volverá al ruedo. Ya sea para seguir grabando nuevos programas de 'Joaquín, el novato', o para trabajar en favor del Betis como así le ofreció Ángel Haro en la despedida. Pero antes de todo eso, a Joaquín le quedan 9 partidos para seguir saboreando sus últimos meses como futbolista profesional.

El momento más emocionante de la despedida de Joaquín

Después de ser recibido en la zona lounge de la ciudad deportiva por un caluroso pasillo de parte de sus actuales compañeros, Joaquín comenzó viendo su vídeo de despedida, sus mejores momentos y después de las palabras de Haro, le llegó su turno.

Joaquín | Salvador López Medina para El MIRA
Joaquín | Salvador López Medina para El MIRA

El turno de un discurso de despedida de lo más emocionante. Pocos aguantaron las lágrimas en una sala que estaba a rebosar tanto de familiares, directivos, amigos y de todos esos periodistas que llevan más de 20 años haciéndole preguntas al capitán.

"No quiero convertir esto en una triste despedida. No sé hacer eso. Aunque sé que hoy me puede la emoción. Me llevo vivencias y recuerdos maravillosos que solo me podía regalar el fútbol. Esto no es un adiós. Es una etapa que se acaba y empieza otra", fueron algunas de las palabras iniciales de Joaquín en un discurso que difícilmente iba a poder terminar sin emocionarse.

Joaquín | Salvador López Medina para El MIRA
Joaquín | Salvador López Medina para El MIRA

Las primeras lágrimas llegaron al recordar el momento en el que descolgó el teléfono para decirle a su padre: "Papá lo conseguimos. Ya soy jugador del mejor equipo del mundo, el Real Betis Balompié". La emoción era tal que hasta Susana le mandó fuerzas desde su asiento con un "¡Venga Joaquí!", pero Joaquín no iba a tardar en derrumbarse por completo.

Joaquín apoyado por Susana en su momento más complicado

Después de dar las gracias a todos los que le han ayudado en estos más de 23 años de carrera, llegó el momento de recordar a su tío Chino, lo que terminó por ahogar la voz de Joaquín en un mar de lágrimas. 

Joaquín | Salvador López Medina para El MIRA
Joaquín | Salvador López Medina para El MIRA

"A mi tío Chino allá donde estés, te quiero tito. Muchas gracias por todo", exclamo al cielo Joaquín a lo que toda la sala respondió con aplausos mientras se recomponía. "Y como no, a mi mujer y mis hijas, os amo sois mi vida entera...", y sin darle tiempo a continuar, Susana Saborido y sus hijas, Daniela y Salma, se levantaron de sus asientos en la primera fila para consolarle.

Pero hasta en el momento más emotivo de toda la despedida, Joaquín iba a sacar esa chispa que tan especial le hace. Tras despegarse del abrazo, no pudo evitar tirar del humor para recomponerse un poco. "Me aprieta el botón", decía en referencia al nudo de la corbata mientras bebía un trago de agua para bajar tantas emociones.

Y así, rodeado del cariño de los suyos, Joaquín puso su primer punto y final en el Real Betis. Decimos primero, pues Ángel Haro avisó que este sería el primer pequeño homenaje a Joaquín, pues todavía quedan meses de competición y no será hasta junio cuando Joaquín se despida con honores de su afición en el Benito Villamarín en un partido de despedida que se jugará la siguiente semana tras terminar LaLiga.

Un momento único para un futbolista único. Joaquín se marcha y con él se va la sonrisa eterna de una persona que va más allá de ser un simple jugador de fútbol. Y es que, Joaquín es único, Joaquín es Betis

Susana acude a consolar a Joaquín: estaba visiblemente afectado