domingo. 03.07.2022

Un enorme cocodrilo se traga a un niño de ocho años

Los residentes de un pequeño pueblo local extraen el cuerpo sin vida de un niño de 8 años del estómago de un cocodrilo gigantesco que se lo había tragado entero frente a su padre

Tremenda tragedia la ocurrida en Indonesia. Los residentes de un pequeño pueblo local extraen el cuerpo sin vida de un niño de 8 años del estómago de un cocodrilo gigantesco que se lo había tragado entero frente a su padre.

La tragedia sobrevinó este miércoles, cuando el pequeño, identificado como Dimas Mulkan Saputra, estaba nadando junto a su hermano menor a orillas del río Tempakul en el distrito de Bemgalon, en la provincia de Kalimantan Oriental, mientras su padre, Subliansyah, los observaba de cerca.

De repente, el hombre vio cómo un enorme cocodrilo, de unos cinco metros de largo, emergió y atacó a los niños, tragándose entero a Dimas. Subliansyah inmediatamente corrió al agua para tratar de salvar a su hijo, pero no pudo hacer nada. El reptil se lo había llevado.

El hombre pidió ayuda a los vecinos y organizó una operación de búsqueda con ayuda de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate. El cocodrilo fue encontrado al día siguiente, los residentes locales y los oficiales mataron al depredador y le cortaron el estómago para sacar el cuerpo sin vida de Dimas, que estaba completamente intacto.

Según el diario indonesio Tribun, el momento fue muy emotivo e "hizo llorar desconsoladamente" a los vecinos y a los padres del menor.

Rescatado un niño que se ahogaba en un canal de cocodrilos

En la localidad de Portmore (Jamaica) un hombre no dudó en lanzarse a un canal lleno de cocodrilos para salvar a un niño en apuros, informa la prensa local.

Cuando Jeffery Bowen volvía por la tarde a su casa del trabajo, se cruzó con un amigo que le avisó de que había visto un cuerpo en el agua. Debido a la oscuridad Bowen pensó que se trataba de un cadáver, sin embargo gracias a la iluminación de la calle pudo ver que no se trataba de un cuerpo sin vida, sino de un niño.

Después de quince minutos dando indicaciones al chico para salir —a las que el joven no reaccionaba— y tratando sin éxito de ayudarle a salir con un palo, el hombre decidió saltar al agua. Bowen afirma que no tuvo miedo en el momento porque solo pensaba en ayudar al chico. Cuando al final logró sacarlo del canal, puso al joven de costado para que expulsara toda el agua que había tragado.

Al final el chico se recuperó y pudo incorporarse, en ese momento Bowen le preguntó su nombre y fue cuando cuando se dio cuenta de que el chico era sordo y por eso no había reaccionado a las indicaciones que Bowen le daba.

El concejal del departamento de Bridgeport donde ocurrieron los hechos, calificó la actuación del hombre como "un esfuerzo valiente" que es un "ejemplo claro del tipo de personas que son y tienen que ser los jamaicanos".

Un enorme cocodrilo se traga a un niño de ocho años