martes. 05.07.2022

Una pequeña de 8 años cuenta su día a día por Facebook hasta superar un cáncer

Su familia decidió crear un grupo llamado “Todos por Delfi” en el que contaron todas y cada una de las 52 sesiones de quimioterapia que recibió la pequeña

Una pequeña de 8 años cuenta su día a día por Facebook hasta superar un cáncer

Su familia decidió crear un grupo llamado “Todos por Delfi” en el que contaron todas y cada una de las 52 sesiones de quimioterapia que recibió la pequeña

Para superar un cáncer, además del tratamiento y las sesiones de quimioterapia hay un elemento casi tan importante como estos: el apoyo familiar. Cuando a una persona se le diagnostica una enfermedad, no solo la sufre ella, sino que su entorno también, y por eso, su apoyo resulta fundamental para superarla.

Esto ha ocurrido con Delfina, una niña de ocho años de Tucumán (Argentina), cuyo respaldo familiar ha sido determinante para superar el cáncer. A través de Facebook, su familia encontró un modo de ayuda para la pequeña, y lo hicieron a través del grupo: “Todos por Delfi”.

El diagnóstico que dio la inesperada noticia de que Delfina tenía un Linfoma de Burkitt, una enfermedad muy invasiva y que avanza muy rápido, pilló desprevenidos a sus padres que se mostraron muy afectados. A esto se le unía un pronóstico desalentador que no daba muchas esperanzas a la vida de la pequeña.

Tras la noticia, decidieron crear el grupo de Facebook e ir contando todas las batallas que la pequeña iba superando en cada una de las 52 sesiones de quimioterapia.

“Teníamos un negocio, pero como yo era la que cocinaba y ya no podía hacerlo para acompañar a mi hija durante todo el tratamiento, cerramos. En el hospital nunca tuvimos un gasto y los medicamentos nos llegaron a través de la Fundación Flexer”, contó la madre en la red social.

El obrador del “gran milagro” fue el oncólogo Juan José Chaín, que trabaja en el servicio de Hemato Oncología del Hospital del Niño Jesús.

Pero no todo fue gracias a los médicos, la entereza y fuerza que mostró Delfina fueron vitales para conseguir acabar con el cáncer: “La primera vez que me internaron pensaba que me iban a tratar mal, yo no les contestaba nada, pero después me acostumbré a los doctores, a las inyecciones. Ya no lloro cuando me sacan sangre” cuenta.

La gran noticia llegó el 19 de julio cuando a través del grupo de Facebook sus padres anunciaron que la enfermedad ya no estaba activa. Esta publicación aparecía acompañada de una foto de la pequeña sujetando un cartel en el que informa de que ha vencido al cáncer.

Aun así, no todo son buenas noticias, ya que “lamentablemente hay muchas posibilidades de que la enfermedad vuelva, ya que este cáncer es muy agresivo e invasivo. Es nuestra triste realidad”, confiesa la familia en dicha publicación.

Una pequeña de 8 años cuenta su día a día por Facebook hasta superar un cáncer