viernes 24/9/21

Un anciano de 72 años quema 27 porteros automáticos del centro de Sevilla

Las cámaras de seguridad, así como del dispositivo de búsqueda diseñado para el arresto del autor, propició su detención "in fraganti" el pasado día 11 de junio
Porteros automáticos quemados
Porteros automáticos quemados

Un anciano de 72 años ha sido pillado in fraganti por la Policía Nacional como autor de 27 incendios en videoporteros de Sevilla 

Un propietario de una de las viviendas afectadas fue quien dio la voz de alarma. Su portero automático, situado en la calle Zaragoza, había sufrido una serie de daños como consecuencia del fuego.

En las fechas sucesivas, los investigadores fueron recibiendo otras denuncias similares, pudiendo comprobar que no se trataba de hechos aislados, sino que el autor utilizaba el mismo modus operandi para todas sus acciones en zonas del centro de Sevilla.

Igualmente pudo constatarse que empleaba una llama de calor de una gran intensidad para la quema de los videoporteros. que en ningún caso se correspondía con un mechero o un soplete.

Pillado in fraganti

Las cámaras de seguridad y declaraciones testificales, así como del dispositivo de búsqueda diseñado para el arresto del autor, propició su detención "in fraganti" el pasado día 11 de junio, al ser sorprendido cuando intentaba quemar por segunda vez el video portero automático de un hotel sito en la avenida de la Constitución.

En el momento de la detención se le requisaron mecheros, un bote de alcohol y alicates, imputándose a esta persona los delitos de daños continuados en 27 inmuebles de la ciudad hispalense.

El detenido, conocido por la Policía por el apodo del Justiciero, además de contar con varios antecedentes policiales, fue ya detenido en 2018 por un intento de homicidio ocurrido en un bar de la calle Administrador Gutiérrez Anaya, de Sevilla, donde con un arma blanca en la mano y gritando a viva voz que era "el justiciero", intento apuñalar a la propietaria del establecimiento y a su hijo, resultando éste último herido al intentar impedir que esta persona entrara en el local, dándose a la fuga en aquella ocasión y abandonando algunos objetos que portaba, entre ellos un soplete.

Un anciano de 72 años quema 27 porteros automáticos del centro de Sevilla