lunes. 15.07.2024
El hallazgo ha tenido lugar en la localidad sevillana de Carmona
El hallazgo ha tenido lugar en la localidad sevillana de Carmona

Podía pasar en cualquier lugar del mundo pero ha terminado ocurriendo en Andalucía. Nos referimos al hallazgo del vino más antiguo del mundo, descubrimiento que ha tenido lugar en la localidad sevillana de Carmona

Según ha podido saber este medio, un equipo del Departamento de Química Orgánica de la Universidad de Córdoba, liderado por el catedrático José Rafael Ruiz Arrebola, en colaboración con el Ayuntamiento de Carmona, ha descubierto que en dicha localidad sevillana se encuentra el vino más antiguo del mundo con más de 2.000 años, identificándolo como el vino líquido más antiguo descubierto hasta la fecha.

El vino data de hace más de 2.000 años
El vino data de hace más de 2.000 años

De esta manera, la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación ha argumentado que probablemente Hispana, Senicio y los otros cuatro habitantes --dos hombres y dos mujeres de nombres desconocidos-- de una tumba romana de Carmona descubierta en 2019 "no imaginaron nunca que lo que para ellos era un ritual funerario acabaría teniendo relevancia 2.000 años después".

El vino más antiguo del mundo está en Sevilla

Como parte de ese ritual, señalan, los restos óseos de uno de los hombres estaban sumergidos en un líquido dentro de una urna funeraria de vidrio. Este líquido, que con el tiempo ha adquirido un tono rojizo, se ha conservado desde el siglo I d.C según estas curiosas revelaciones.

El reto del estudio era comprobar las sospechas que tenía el equipo de investigación, y es que "ese líquido rojizo era vino o, más bien, que en otra época fue vino porque ya había perdido muchas de sus características esenciales". 

Fue entonces cuando estudiaron el pH, la ausencia de materia orgánica, las sales minerales, la presencia de determinados compuestos químicos que podían estar relacionados con el vidrio de la urna o con los huesos del difunto, o su comparación con vinos actuales de Montilla-Moriles, Jerez o Sanlúcar. A partir de ahí empezó todo.

Origen del vino más antiguo del mundo

La clave para su identificación la dieron los polifenoles, unos biomarcadores presentes en todos los vinos. Gracias a una técnica capaz de identificar estos compuestos en muy baja cantidad, el equipo halló siete polifenoles concretos que también estaban presentes en vinos de Montilla-Moriles, Jerez o Sanlúcar. La ausencia de un polifenol concreto, el ácido siríngico, ha servido para identificar el vino como blanco. 

Asimismo, el hecho de que el vino cubriera los restos óseos de un hombre no es casualidad. Las mujeres en la antigua Roma tuvieron durante mucho tiempo prohibido probar el vino. Era una cosa de hombres. Y las dos urnas de vidrio de la tumba de Carmona son un ejemplo de la división por géneros de la sociedad romana de la época.

El vino ha sido descubierto en urnas funerarias
El vino ha sido descubierto en urnas funerarias

Por ello, si los huesos de un hombre estaban sumergidos en vino junto con un anillo de oro y otros restos óseos trabajados provenientes del lecho funerario en el que había sido incinerado, la urna que contenía los restos de una mujer no tenía ni una gota de vino, pero sí tres joyas de ámbar, un frasco de perfume con aroma a pachulí y restos de telas cuyos primeros análisis parecen indicar que se trataría de seda, añaden.

Todo lo que se sabe sobre el hallazgo del vino más antiguo del mundo en Sevilla:...