jueves. 30.05.2024
Aitor Ruibal y Miguel Gutiérrez en el Girona - Real Betis | Foto: RBB
Aitor Ruibal y Miguel Gutiérrez en el Girona - Real Betis | Foto: RBB

El Real Betis cayó derrotado injustamente en Girona (3-2) en el tiempo de descuento después de un serio partido colectivo. El gol de Stuani, no libre de polémica por posible fuera de juego, cuando el partido parecía abocado al empate, rescató una valiosísima victoria para los locales, que ya sueñan con la Champions League, y deja a los de Manuel Pellegrini asumidos en la peor racha de la temporada, pues ya son cuatro derrotas consecutivas en LaLiga EA Sports. Hasta el descuento, el Betis se llenó de esperanza con el doblete de Willian José y la estelar actuación de Isco Alarcón. El malagueño brilló con luz propia para echarse el equipo a la espalda y ser la luz que iluminó a los de Manuel Pellegrini en una tarde que terminó en fiasco en Montilivi.

Cuesta imaginarse que el MVP de un partido se lo lleve un futbolista que ni marca ni asiste, habiendo en el mismo dos futbolistas con dos dobletes, pero lo de Isco traspasa toda lógica posible. Artem Dobvyk se reencontró con el gol ante el Betis después de dos meses con un doblete que hasta el 75 le estaba dando los tres puntos a su equipo. El Betis se hizo fuerte en el tramo final gracias al gol de Willian José, pero todos los planes se rompieron en el último suspiro con el tanto de Cristhian Stuani. Dura penitencia para un Betis que tuvo en su mano un importante empate en una de las plazas más complicadas del campeonato.

Con un once de lo más ofensivo se plantó el Real Betis en Montilivi. Manuel Pellegrini alineó de tres cuartos hacia delante a Isco, Fornals, Fekir, Ayoze y Willian José. Con Guido como pivote fijo, el equipo verdiblanco formó con su clásico 4231 con bastante alternancia de posiciones entre los centrocampistas más creativos.

Este baile de posiciones propiciaba un 442 en fase defensiva, con Fekir y Willian José como hombres en punta, mientras que a la hora de atacar Guido era el único que quedaba atrás dando rienda suelta a un Betis, que como en los últimos partidos, le costó la misma vida generar peligro sobre la portería de Gazzaniga. 

Dovbyk abrió el marcador tras un claro penalti de Chadi Riad

Fue Ayoze el primero en probar fortuna a los 25 minutos con un disparo que lamió el poste del meta argentino. La réplica de los locales llegó acto seguido con el primer remate de Dovbyk dentro del área. Sin embargo, lo que en primera instancia parecía una jugada sin más terminó siendo un duro castigo para el Betis. En la repetición, el VAR apreció mano de Chadi Riad en el remate del ucraniano y Gil Manzano no dudó en señalarla. 

La mano estaba exageradamente despegada, por lo que el penalti es indiscutible. Desde los once metros, el propio Dovbyk (35') iba a encargarse de transformar el lanzamiento para poner el 1-0 en el marcador. Literalmente, en la primera, el Girona tiró por tierra todo el trabajo del Betis hasta entonces.

Un error de David López regaló a Willian José el gol del empate

Cuando parecía que el partido se iba al descanso con los locales por delante, un error impropio de David López sirvió a Willian José (45') un balón que el brasileño iba a terminar convirtiendo en oro. El delantero definió a la perfección con un disparo lejano por encima de Gazzaniga para dar un mazazo psicológico a los catalanes a falta de 10 segundos para el final.

Con tarjeta amarilla, Chadi Riad se quedó en los vestuarios tras el descanso. Manuel Pellegrini no quiso correr riesgos y dio entrada a Soktratis. Al igual que durante el primer tiempo, el Betis siguió siendo superior y Willian José volvió a probar suerte con un disparo que obligó al meta local a actuar con contundencia.

Gol de Willian José en el Girona - Real Betis | Foto: LaLiga
Gol de Willian José en el Girona - Real Betis | Foto: LaLiga

Chimy Ávila y William Carvalho fueron los siguientes en sumarse a la causa en lugar de Ayoze y Nabil Fekir. Este cambio no modificó la posición de Isco, la gran figura del encuentro, que continuó pegado a Guido, dejando a Carvalho algo más suelto en el enganche. 

Dovbyk rompió la mala racha con un doblete

Sin embargo, el plan no resultó como esperaba Pellegrini. El Girona enlazó una rápida transición ofensiva para que Dovbyk (65') hiciese su doblete particular. El ucraniano se reencontró con el gol después de dos meses con un doblete al Betis. 

El Chimy la tuvo para empatar el partido en una de sus primeras intervenciones, pero Gazzaniga atrapó su remate. Y es que el Betis estaba siendo superior a su rival. Era el que más estaba proponiendo y a falta de 15 minutos el beticismo volvió a ver la luz.

Stuani decidió el partido en el descuento

Willian José (75') volvió a poner el empate en el marcador, de nuevo con permiso de David López. Fornals puso el centro y el tigre definió a placer dentro del área a un Gazzaniga completamente vendido. El empate era ya cuanto menos valioso, pero visto lo visto el Betis tenía licencia para luchar por algo más.

La peor de las noticias llegó en forma de lesión. El Chimy Ávila sintió un pinchazo en la parte posterior del cuádriceps y Rodri entró en su lugar. Mala pinta la lesión del argentino, que apenas llevaba media hora sobre el césped.

Con un Isco que siguió regalando detalle tras detalle, el Betis fue rozando la épica hasta el final. Sin embargo, cuando el partido parecía abocado al empate, el Girona tiró de épica para en el 92 dar un mazazo el partido. Stuani (92') sentenció el encuentro con un gol de rebote que tiró por tierra todos los esfuerzos verdiblancos. Casi sin tiempo para más, el gol del uruguayo fue el verdugo de la cuarta derrota consecutiva del Real Betis en LaLiga.

Girona - Real Betis: Injusta penitencia en Montilivi