martes. 28.05.2024
Nabil Fekir en el Rayo Vallecano - Real Betis | Foto: RBB
Nabil Fekir en el Rayo Vallecano - Real Betis | Foto: RBB

El Real Betis sumó una nueva debacle frente al Rayo Vallecano (2-0) en la 29ª jornada de LaLiga EA Sports. Los goles de Lejeune y Sergio Camello propiciaron la tercera derrota consecutiva de los de Manuel Pellegrini en el campeonato liguero, que se distancian ya cuatro puntos sobre el 6º puesto y 13 puntos de la 5ª posición. El equipo de Iñigo Pérez, que desde el 15 de septiembre no conocían la victoria en el Estadio de Vallecas, derrotó con contundencia a un Betis en el que solo la vuelta de Isco dio algo de vida en un partido decepcionante.

El gol de Lejeune, en el que Rui Silva salió señalado, fue una losa demasiada pesada para los intereses béticos. No hubo continuidad en el juego, y como en muchos partidos de esta temporada, faltó contundencia en las áreas. En las jugadas claves, el Rayo se lo llevó y dejó al Betis de vacío en un partido en el que no mereció mucho más. Desde la victoria al Athletic, el equipo de Manuel Pellegrini suma tres derrotas consecutivas que ya encienden las alarmas en el Benito Villamarín.

Rui Silva abrió el camino a la resurrección del Rayo

El Real Betis comenzó el partido con dos ocasiones de Ayoze que se fueron al limbo, ambas anuladas por fuera de juego. Como se preveía, el equipo de Manuel Pellegrini comenzó dominando por mediación de un centro del campo formado por Johnny Cardoso y Guido Rodríguez, una pareja inédita hasta el momento y que se entendió a la perfección en su primer día.

La suerte esquivó al Betis en los primeros compases. Fekir hizo funambulismo en el área para estrellar su disparo raso en el poste, con ayuda de Abdul Mumin. Fue el primer gran acercamiento de los verdiblancos en un encuentro de alternancias. Sin Isco, que aguardó pacientemente su vuelta desde el banquillo, el juego del Betis se basó en un Nabil Fekir que estuvo en lo poco que fabricó el Betis. Le dieron por todos lados y caminó por el alambre en un forcejeo con Óscar Valentín, aunque se sigue esperando algo más del franco argelino.

Al borde del descanso, el Rayo Vallecano dio un golpe de efecto al partido. Lejeune (40') sacó su prodigiosa pierna derecha a relucir con una falta directa que tiró abajo Vallecas. Pudo haber hecho muchísimo más Rui Silva. Por su palo, el balón entró por potencia pese a que el meta tocó el balón.

Ya había avisado RDT en una falta similar, también hecha por Pezzella, pero en la segunda, el francés no iba a dejar pasar la oportunidad y transformó un gol que mandó el partido al descanso con los locales por delante. No fue una mala primera mitad bética, pero un mínimo detalle; como un paso en falso de Rui Silva, o un disparo que se va al palo por centímetros, estaban decidiendo el encuentro.

Johnny Cardoso en el Rayo Vallecano - Real Betis | Foto: RBB
Johnny Cardoso en el Rayo Vallecano - Real Betis | Foto: RBB

La vuelta de Isco, la gran noticia del Rayo Vallecano - Real Betis

Tardó 8 minutos del segundo tiempo Manuel Pellegrini en recurrir a la carta de Isco. En su vuelta de lesión, el malagueño ocupó el lugar de Johnny Cardoso en el doble pivote, dejando a Nabil en la media punta. Al '22' se le vio con ganas en su regreso y supo leer a la perfección lo que pedía el partido, siendo de largo el mejor de los verdiblancos en la segunda parte. 

Lo que al Betis le costaba más era juntar líneas y evitar la salida fácil del Rayo. Los madrileños estaban conectando con suma facilidad las contras, mientras los de Pellegrini no eran capaces de acercarse a la portería de Dimitriesvski, que hacia de las suyas con incansables pérdidas de tiempo que desesperaron a los béticos.

A punto estuvo de sentenciar el partido el Rayo a 20 minutos del final. William Carvalho, que justo acababa de entrar en el partido, regaló inexplicablemente un balón a Sergio Camello que obligó Rui Silva a sacar la mano para evitar el 2-0.

El Betis se hacia pedazos con el paso de los minutos. No había atisbo de reacción y el Rayo sentenció el encuentro por mediación de Sergio Camello (78'). El delantero tuvo algo de fortuna en el primer rebote con Pezzella, pero luego definió a la perfección por encima de Rui Silva.

En la recta final, Isco se echó el equipo a la espalda y buscó de manera incansable el gol que metiese al Betis en el partido. También lo hizo Rodri, que sumó buenos minutos en un encuentro ya abocado al fracaso. El Real Betis resucita al Rayo, que no ganaba desde el 2 de enero, y se mete en un buen lío en su objetivo de entrar en Europa.

Rayo Vallecano - Real Betis: Vallecas saca los colores al Betis