jueves. 18.04.2024
Unicaja Baloncesto 81-87 Real Madrid
Unicaja Baloncesto 81-87 Real Madrid

Todos en el pabellón Martín Carpena de Málaga eran conscientes de la importancia que tenía el partido que estaba a punto de dar comienzo. Una nueva jornada de la Liga Endesa iba a enfrentar al Unicaja Baloncesto y al Real Madrid en un choque en el que la victoria le iba a regalar el liderato de la competición doméstica a cualquiera de los dos equipos.

Sobre el papel, el Unicaja podía tener una cierta ventaja al contar con el aliciente de jugar en casa y delante de una afición que lleva toda la temporada demostrando su entrega con los de Ibon Navarro. Sin embargo, delante tenía a los que llegaban a Málaga como líderes de la clasificación y eso de jugar en el Carpena no iba a ser suficiente. Los cajistas necesitaban sacar su mejor versión y que el Real Madrid cometiera algunos errores.

Unicaja Baloncesto 81-87 Real Madrid
Unicaja Baloncesto 81-87 Real Madrid

Los de Chus Mateo se enfrentaron al "baloncesto extraordinario" del Unicaja Baloncesto

Poco antes de que los dos equipos se jugaran el primer puesto de la Liga Endesa, Chus Mateo, técnico madridista, puso en valor el nivel de juego que los malagueños vienen demostrando desde que dio comienzo la temporada. Sobre ello aseguró que el equipo hace "un baloncesto extraordinario y en su casa no es fácil ganar porque su afición aprieta mucho".

"Se nota cuando el pabellón está lleno. Quedan muchos partidos de Liga pero este es un encuentro que nos gustaría jugarlo bien y ganarlo. Estamos cargando físicamente porque hemos podido entrenar. Los jugadores tienen picos de forma distintos. Buscamos ir jugando mejor día a día, pero todavía vamos a tener algún altibajo", quiso apuntar antes el encuentro.

Chus Mateo durante el Unicaja Baloncesto - Real Madrid
Chus Mateo durante el Unicaja Baloncesto - Real Madrid

Unicaja Baloncesto se dejó el liderato en un partido con polémica arbitral

Pese a todo ello, el partido finalmente concluyó con victoria de los de Mateo. El Real Madrid se impuso por un resultado de 81-87 en el Carpena y, de este modo, continuó con la buena racha que le está permitiendo consolidarse en lo más alto de la clasificación.

Más allá de lo deportivo, el foco estuvo puesto, durante buena parte del partido, en la actuación arbitral. Así como lo hizo toda la afición cajista, Ibon Navarro se sumó a las protestas de la grada y no dudó en hacerlo en una jugada de posible falta sobre Tyson Carter en una posesión final en la que pudo tener la opción de anotar.

Sin embargo, los árbitros no señalaron nada y esto se sumó a la tensión que ya había en los últimos instantes de un partido en el que había mucho en juego. "Es falta, la camiseta nuestra aguanta agarrones", destacó el entrenador cajista en la rueda de prensa posterior al encuentro.

Unicaja Baloncesto 81-87 Real Madrid
Unicaja Baloncesto 81-87 Real Madrid

Navarro no mostró ninguna intención de esconder el enfado que esa acción le había provocado para terminar el partido y que protagonizó el trío arbitral formado por Emilio Pérez Pizarro, Carlos Cortés y Roberto Lucas. "Doce faltas al Madrid, doce. Pero con el nivel que han tenido", apuntó en referencia a ellos.

Ibon Navarro explotó en rueda de prensa

"21-12 en faltas. Son pocas. Nueve menos que nosotros. Y una es porque yo reclamo una antideportiva. Estoy muy cabreado porque el equipo ha hecho un esfuerzo brutal, pero prefiero pensar que se nos ha ido por el rebote, por los errores en triples en el último cuarto, por pequeños detalles", dijo Ibon.

De igual modo, el técnico explicó que se iban a preocupar por lo que dependiera del equipo. "El esfuerzo no fue suficiente", aseguró". "Perder a Perry hoy y no tener a Djedovic nos ha condicionado. Querían jugar más que nadie. Djedo se dobló ayer el tobillo y Kendrick ha estado vomitando sin parar una hora y 45 minutos antes del partido. Cometí el error de meterlo, él quería jugar, como todos".

Ibon Navarro durante el Unicaja Baloncesto - Real Madrid
Ibon Navarro durante el Unicaja Baloncesto - Real Madrid

Más allá del cabreo, la derrota ante los madridistas también dejó en Navarro ganas de revancha. "Ojalá podamos jugar contra el Madrid otra vez, me gustaría. Estaban sin Chacho, Rudy o Hezonja y podrán ser mejores de lo que ya son, y nosotros también. Ahora mismo estamos fastidiados porque, aunque no lo tuvimos ganado, tuvimos opciones de sacar el partido. Los playoffs serán este año durísimos", concluyó.

Unicaja Baloncesto cayó ante el Real Madrid pese a su "baloncesto extraordinario"