La nueva aventura del jerezano Mauricio Morales

El actor, tras pasar varios años en Madrid, ha comenzado una nueva etapa en el Gran Circo Alaska

La vida da muchas vueltas. Hoy estás aquí y mañana no sabes donde estarás. Un ejemplo claro de la vida de un actor, como bien nos afirma el jerezano Mauricio Morales, conocido popularmente como Gitano Jereles. Tras varios años en Madrid, en los que ha participado en multitud de proyectos, el actor comienza una nueva etapa en el Gran Circo Alaska.

Mauricio vive ahora “un sueño” que tuvo desde que era niño. “Yo soy actor, pero de pequeño no paraba quieto y siempre me decían “te tienes que ir al circo”, y al final mira. Lo veía como un paraíso y surgió”, nos afirma.

Actualmente se encuentra “flipado” con este nuevo proyecto, porque “al final aquí hay cante, baile interpretación, acrobacias…”. Una de la cosas que más le atrae es el hecho de estar encima del escenario todos los días.

Desde hace varios años, en varias ciudades de España está prohibido el uso de animales en los circos. Es por ello, que el Gran Circo Alaska introdujo una actuación con artistas dentro del circo rojo, dirigido para adultos. El profesor de Fama! A Bailar Sergio Alcover, junto a su mujer, fue el primero que hizo la gira junto al circo, con el musical Killerland. Con el tiempo, Alcover abandonó el proyecto pero el circo continúo con la mismo espectáculo, dirigido por Héctor Wolf. Acabaron con Killerland y dieron entrada a Descaro, que es el musical en el que actualmente está trabajando Maurico Morales.

La labor que desempeña el jerezano es de bailarín. “Mi profesión es actuar, pero el baile es otro género artístico y siempre se me ha dado bien. Estoy sembrando mi semillita aquí y si sigo aquí, tendré más papeles dentro del espectáculo”. Con esto, Mauricio reconoce que está conociendo otra parte del arte, una nueva “movilidad artística”.

Reconoce que le gustaría estar al menos un año en el circo. “Siempre se reza para que te salgan cosas y ahora estoy al revés. Quiero que me salgan cosas pero ojalá pueda aguantar un año porque lo estoy disfrutando mucho”, nos afirma Mauri.

Su idea para este parte final del año era irse a Inglaterra -o algún país anglosajón- con el fin de aprender el idioma, como ya hizo cuando era más pequeño, ya que he tenido un par de casting para Hollywood. Terminó de grabar varios proyectos, como su participación en la serie Gigantes o en Mambo, o el videoclip de Pureza, de Daviles de Novelda , donde compartió baile con la jerezana Carolina García, y le llamaron del circo. Cambio de planes, porque en la vida de un actor no hay nada fijo.

Toda la historia comenzó en Jerez. El circo llegaba a la ciudad natal de Mauricio y un compañero suyo, Santi Urbano, actuaba allí. “El día antes de actuar les enseñe Jerez y estuvimos por el centro, y ya entablamos muy buena relación con el resto de bailarines. Me invitaron a ir al circo, lo gozamos con el espectáculo y después salimos por la noche y me vieron bailar y el arte que yo llevo y les guste”, nos cuenta el actor.

El actor nos afirma que desde el circo buscan artistas, bailarines o acróbatas, pero para ellos es muy importante que estés en el mismo rollo, puesto que pasas 24 horas juntos. Llegaron a hacer una excepción con el actor, puesto que no le hicieron ni casting para entrar. Quien conoce

Por último, Mauri nos cuenta que no se olvida de su Jerez. “Me entran ganas hasta de llorar. Amo Jerez, su gente, sus calles y su música, pero la verdad es que estoy deseando ir, pero no creo que ni pueda ir en navidades, con todo el curro. Feliz y triste a la vez”.