El jugador jerezano Jesús Chagoyen se retira del baloncesto profesional

Deportista que ha hecho más grande a sus compañeros: “En todos los sitios en los que he estado me he sentido como en casa”

Jesús Chagoyen Latienda, jerezano del año 1977, ha anunciado su retirada tras más de 20 años jugando al baloncesto. Conocido por amigos y en el mundo del baloncesto como Curri, Jesús ha jugado de ala-pívot, destacando por su gran envergadura, midiendo 202 centímetros de altura y con 114 kilos de peso.

Jesús Chagoyen al contrataque en un partido con el Aceitunas Fragata Morón | Carlos A Romero

Con 40 años de edad ha tomado una decisión muy difícil para los deportistas de élite: “He sido muy afortunado. Me he retirado cuando he querido y no por lesiones o falta de contratos. En todos los sitios en los que he estado me he sentido como en casa”.

Al ya ex-jugador, al que le ha acompañado el dorsal 15, le toca asimilar esta nueva etapa en la que con toda seguridad realizará funciones de entrenador dentro del staff técnico del club jerezano DKV Chajeba, donde su hijo milita desde hace dos temporadas. Jesús Chagoyen ha jugado un total de 443 partidos en Ligas FEB y 187 partidos en ACB.

Amplía trayectoria del jerezano, militando en EBA en la temporada 1995-96 jugando en el CB San Fernando, de ahí pasó a jugar cuatro temporadas en el CB León, desde 1996 al año 2000, conjunto ya de la ACB. A continuación, en la misma máxima categoría, pasó a hacer un papel importante en el CB valladolid durante una temporada completa, haciendo en 2001 las maletas hacia cerca de su casa, y prestar sus servicios como jugador del Club Baloncesto Villa Los Barrios hasta 2003, ya en categoría LEB, desde donde hizo más de mil kilómetros para formar parte del CB Tarragona, de categoría LEB, hasta 2005, año en el que el equipo barreño lo recuperó para liderar su proyecto deportivo en LEB, con aspiraciones de ascenso a la ACB si no fuera por las dificultades económicas.

En Los Barrios, Jesús se consolida en todo un referente y un líder, un jugador que hace equipo y consigue que sus compañeros mejoren en sus resultados globales e individuales. En 2009 viaja por el Atlántico para hacer historia con el Club Baloncesto Canarias, al que logra subir a la ACB en 2012, y donde se le recuerda con gran cariño, haciendo las maletas de nuevo en 2014 para tierras gallegas, hacia Obradoiro, donde jugó en el Río Natura Monbus de ACB hasta el 2016, donde se acercó ya a su Jerez, jugando en LEB Plata en el conjunto sevillano de Aceitunas Fragata Morón durante los dos últimos años.

Con los tinerfeños del Iberostar Canarias se proclamó Campeón de la Copa Príncipe en la temporada 11-12, Campeón de la LEB Oro en la misma temporada, logrando el ascenso a la ACB, siendo una pieza fundamental del conjunto, un hito del que pocos jugadores pueden hablar.

En esta, su segunda temporada con Aceitunas Fragata Morón, cayó en el tercer partido de play-off de ascenso a LEB Oro ante el conjunto Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar, tras acabar séptimos en la clasificacion de la categoría Adecco LEB Plata.