viernes. 02.12.2022

Polémica en Almería: Defensas de una violación grupal pedirán su revisión con la ley del 'sí es sí'

Los abogados de los tres jóvenes condenados por la violación grupal de una chica de 24 años en el núcleo de Campohermoso de Níjar en abril de 2016 van a solicitar la revisión de la sentencia
Polémica en Almería. Defensas de una violación grupal pedirán su revisión con la ley del 'sí es sí'
Polémica en Almería. Defensas de una violación grupal pedirán su revisión con la ley del 'sí es sí'

La Ley del 'solo sí es sí' continúa acumulando polémicas. En este caso llega desde Almería donde las defensas de una violación grupal ocurrida en la localidad de Níjar pedirán la revisión de la condena ratificada por el Tribunal Supremo.

En este sentido, los abogados de los tres jóvenes condenados por la violación grupal de una chica de 24 años en el núcleo de Campohermoso de Níjar (Almería) en abril de 2016 van a solicitar la revisión de la sentencia dictada en última instancia por el Tribunal Supremo, que ratificó penas de 15 años de cárcel para cada uno de ellos solo por la agresión sexual.

La sede del Tribunal Supremo
La sede del Tribunal Supremo

Las defensas ejercidas por los letrados Mónica Moya, José Miguel Ramos y Enrique Sánchez han indicado a que han alcanzado un consenso para interponer un recurso en entender que el fallo es susceptible de revisión, por lo que confían en ultimarlo a lo largo de los próximos días y formalizarlo ante los tribunales en siete días.

Agresión grupal en Almería

En este sentido, los letrados creen que la aplicación de la nueva ley podría suponer una rebaja en las penas de prisión en función de los nuevos límites a los tipos penales que varían con la entrada en vigor de esta ley hace escasas fechas.

La Sala andaluza concluyó en su sentencia que los "tres acusados contribuyeron con sus actos necesarios para cometer delito de agresión sexual, produciéndose los hechos entre las mismas personas y en un ámbito temporal", y subió de 13 a 15 años la pena de prisión para cada uno de ellos por la violación, a lo que se sumó un año de prisión más por un delito de lesiones.

Conviene no olvidar que la víctima, que se encontraba mareada a consecuencia de haber ingerido alcohol, fue conducida en coche por los acusados hasta un descampado, donde fue agredida sexualmente por cada uno de ellos de manera consecutiva mientras que se auxiliaban entre sí para doblegar la voluntad de la chica que cayó herida e incluso perdió el conocimiento.

En este sentido, el TSJA invocó la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso de 'La Manada' en la que recuerda que basta con el autor de la violación "se prevalga de la utilización de la fuerza o intimidación para doblegar la voluntad de su víctima" para señalar la violación.

Los hechos

Alrededor de la 1,00 de la madrugada del día 11 de abril de 2016, la víctima se encontraba en el Pub Garufa de la barriada de Campohermoso de la localidad de Níjar (Almería) y entabló conversación con A.E.V.L., quien le invitó a salir a la calle a tomar el aire al sentirse muy mareada por el consumo de bebidas alcohólicas llegando a caerse en el establecimiento.

Así, fueron acompañados por J.M.S.G. mientras que en la puerta del local aguardaba A.M.S. al volante de un coche al que subieron en la parte de atrás tanto A.E.V.L y la víctima, en dirección a un camino junto a un instituto al que llegó posteriormente J.M.S.G. en otro coche, al que se trasladaron todos siendo la chica sujetada por los acusados.

Al llegar a una zona cercada por invernaderos, los acusados se ubicaron en la parte trasera del coche donde despojaron a la víctima de sus ropas y en donde la obligaron a tener relaciones sexuales con los tres pese a la "oposición" de la misma.

Pantalón puesto al revés

Tras ser despertada en el interior del coche se encontró con su pantalón puesto del revés y la ropa interior atada a la rodilla a la vez que tenía unos calzoncillos negros cubriéndole el pecho a modo de top. Así, fue trasladada de nuevo al pub del que habían salido "dos o tres horas antes" para que recogiera su bolso. Al salir, se encontró de nuevo con A.M.S. y a A.E.V.L., quienes se ofrecieron a acompañarla a su casa, a lo que accedió "ya que estaba muy aturdida y confusa por lo ocurrido en las horas previas".

Sobre las 4,00 horas fue interceptada por las autoridades sin que la víctima les informase de la agresión de que había sufrido al exigirles sus acompañantes que no contara nada y no recordar con claridad lo que había ocurrido.

Polémica en Almería: Defensas de una violación grupal pedirán su revisión con la ley...