martes. 28.05.2024
Policía marihuana en Almería / EP
Policía marihuana en Almería / EP

La Policía Nacional ha detenido a siete presuntos pertenecientes a dos clanes distintos, uno de los cuales ha ingresado en prisión, y se ha incautado de 1.324 plantas de marihuana halladas durante la práctica de siete registros simultáneos en el barrio de El Quemadero de Almería y en un cortijo de Tabernas.

La Policía ha resaltado la "peligrosidad" de estos clanes y las medidas de autodefensa que gestionaban, con el almacenamiento de armas prohibidas y elementos de seguridad frente a intromisiones no consentidas que "echarían al traste los futuros beneficios de esta actividad ilícita".

La investigación se inició en diciembre del pasado año sobre dos familias residentes en el barrio de El Quemadero de la capital, quienes supuestamente se valían de inmuebles propios y otros ocupados ilegalmente para cultivar marihuana, según ha indicado la Comisaría en una nota recogida por El Mira.

A través de diversas vigilancias se identificó a los integrantes de dos clanes así como los seis de los inmuebles se ubicaban entre las calles Gracia y Furia empleados para sus objetivos, alguno de los cuales servía de vivienda de los arrestados así como de lugar en el que mantener parte de la plantación.

Según las pesquisas policiales, ambas familias se valían de terceras personas no pertenecientes al clan, pero que sin embargo participaban de manera activa en el cultivo de la marihuana con labores de apoyo, vigilancia o incluso cuidando las propias plantas.

El 24 de marzo se registraron las viviendas en Almería

Fue el 24 de marzo cuando se practicó la entrada y registro de siete viviendas, seis de ellas en la capital almeriense y la séptima en un cortijo situado en Tabernas. Los agentes intervinieron 1.324 plantas de marihuana, 25.561 euros en efectivo, una pistola del calibre nueve milímetros corto y abundante munición y dos defensas extensibles.

Además, también se intervinieron útiles para el cultivo de las plantas como 99 lámparas, 112 bombillas, 95 transformadores, seis extractores de aire, cuatro filtros, y tres balanzas de precisión. También hallaron ya dispuestos para su distribución y venta once kilos y 200 gramos de cogollos secos de marihuana, y 22 gramos de hachís.

Los siete detenidos (seis hombres y una mujer) y con edades comprendidas entre los 21 y 45 años, han pasado a disposición judicial acusados de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, de modo que a dos de ellos además se le acusa de un delito de tenencia ilícita de armas. Uno ha ingresado en prisión.

Los acusados suman un amplio historial delictivo, con detenciones anteriores por delitos de homicidio, apropiación indebida, contra la seguridad vial o incluso violencia de género.

Pillan a siete personas cultivando 1.324 plantas de marihuana en Almería