lunes 25/10/21

Las influencers Devermut denuncian a un local de Conil que las echó "por ser bolleras"

Las redes sociales se han hecho eco de un nuevo caso de homofobia, ocurrido en Conil de la Frontera, y las víctimas han sido las influencers Devermut
Las influencers Devermut denuncian a un local de Conil por echarlas por "ser bolleras"
Las influencers Devermut denuncian a un local de Conil que las echó por "ser bolleras"

Parece que la visibilidad que se le está dando al colectivo Lgtbiq+ en los últimos años aún no es suficiente para que la sociedad deje de mirar raro y tratar mal a la persona que tiene gustos diferentes a los nuestros. Las redes sociales se han hecho eco de un nuevo caso de homofobia, ocurrido en Conil de la Frontera, gracias a las influencers Devermut.

Devermut es el nombre que tienen en común Marta Cillán y Sara Giménez, dos influencers que son pareja y llevan usando este pseudónimo desde que se abrieron un canal de YouTube en 2016. Desde esta plataforma podían hablar con sus seguidores a cerca de infinidad de cosas, entre ellas sobre a diversidad del colectivo LGTBI con diferentes testimonios. 

Las influencers Devermut en aprietos: Hay horas de grabación que desmienten su denuncia

Sin embargo, en esta ocasión les ha tocado a ellas contar su mala experiencia en un local de Conil de la Frontera (Cádiz), por el mero hecho de ser lesbianas. Así lo han hecho saber a través de su cuenta de Instagram, donde documentaron dicho momento, que posteriormente han detallado en un vídeo de IGTV

Las acosan en un local por ser lesbianas y las echan a ellas

Al parecer, la pareja se encontraba disfrutando de unas vacaciones en la costa gaditana y por la noche decidieron salir por los locales de Conil junto a otra pareja de lesbianas. El local al que entraron se llama Lunay allí pudieron comprobar de primera mano que la sociedad sigue estando igual de atrasada y continúa siendo homofóbica. 

devermut-discoteca1

Tal y como han explicado en su vídeo, el local les asignó unas mesas de las que no podían moverse debido a las medidas contra el Covid-19, y tras darse un beso en la boca comenzaron a notar las miradas clavadas de un grupo de chicos. Unas miradas que no cesaban y empezaron a incomodarlas, ya que tras haberles avisado de que pararan continuaban haciéndolo.

devermut-discoteca2

Para acabar con esta situación, una de las jóvenes explicó la situación a uno de los porteros del local, pero no obtuvo la ayuda que necesitaba. "Después de besarnos y tener a 200 maromos mirando, hemos avisado a los porteros, y lo que han hecho es decirnos que quizá habíamos bebido demasiado. Un portero bajito fuertote mazado hasta ha intentado pegarnos, el nivel ha sido fuertote", escribieron en sus redes sociales. 

devermut-discoteca3

Ante este repentino cambio de los hechos y que los porteros querían echarlas del local, las jóvenes comenzaron a grabar la situación y avisaron de que "no habían dado con las personas adecuadas", ya que informarían de lo sucedido en sus redes sociales, con más de 800 mil seguidores. 

devermut-discoteca4

Por ello, los porteros al percatarse de la situación comenzaron a quitarles los móviles para que no pudieran grabar y que este suceso quedara ahí y no trascendiera.

No las dejan pasar en otro local de Conil

Tras ser echadas del local Luna en pleno 2021 porque hay personas que les incomoda que dos personas del mismo sexo se besen, intentaron continuar la noche en otro local de la misma calle, Chsss Terraza. Aunque en un principio las iban a dejar entrar, cambiaron de opinión rápidamente y les dijeron que ya no había sitio. 

devermut-discoteca5

Un cambio de opinión bastante repentino, que Devermut entendieron como que el local había sido avisado para que no las dejaran pasar. "Han sido avisados de que habíamos sido echadas del primer esperpento y nada, nos han dicho que sí, pero al momento, 'no había sitio para nosotras", han explicado Marta y Sara en su cuenta común de Instagram. 

Las influencers Devermut denuncian a un local de Conil que las echó "por ser bolleras"