sábado 21/5/22

Muere un hombre en La Línea durante una persecución en una narcolancha

Un vecino de La Línea muere en el transcurso de una persecución en el Estrecho entre una embarcación de Vigilancia Aduanera y una narcolancha

Muere un hombre durante una persecución en una narcolancha. Un vecino de La Línea de la Concepción (Cádiz) ha fallecido este domingo en el transcurso de una persecución en el Estrecho entre una embarcación de Vigilancia Aduanera y una narcolancha donde viajaba el fallecido. Era conocido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad por su presunta relación con el narcotráfico.

La narcolancha llevaba a bordo cuatro tripulantes, dos vecinos de La Línea y dos gallegos como piloto y copilotos. Todo según ha podido saber ELMIRA.es por fuentes cercanas al caso. En el transcurso de la persecución, posiblemente un golpe de mar junto a la alta velocidad hizo que uno de los tripulantes perdiera la vida.

La persecución se inició en San Roque y acabó en aguas de la provincia de Málaga, por lo que es el Juzgado número 3 de Estepona quien lleva la investigación, que ha sido decretada bajo secreto de sumario.

En el momento de la persecución la narcolancha varias petacas de combustible, ya vacías, de las que habitualmente usan los narcotraficantes para sus embarcaciones.

Embistiendo a guardias civiles

Coches relacionados con narcolanchas embestían recientemente a un guardia civil en la provincia de Cádiz. Un agente de la Guardia Civil resultaba herido en Torreguadiaro, en el término municipal de San Roque (Cádiz). Todo tras ser embestido por dos personas que huían en un coche tras una intervención contra el repostaje de narcolanchas. El agente sufre lesiones en ambos brazos.

Según han explicado fuentes de la Guardia Civil, los agentes estaban realizando una intervención contra el repostaje de narcolanchas con petacas de gasolina. En dicha intervención lograron detener a una persona; pero otras dos se montaron en un vehículo y en la huída embistieron a uno de los agentes.

El Guardia Civil pudo reaccionar poniendo las manos, lo que provocó que incluso se rompiera la luna del coche; lo que hizo que «se salvara de otras heridas más graves«, aunque ha sufrido lesiones en ambos brazos.

Se da la circunstancia que es la segunda vez que el mismo agente sufre una embestida de un vehículo; ya que en el mes de agosto fue embestido también por una furgoneta cargada con petacas de gasolina

Muere un hombre en La Línea durante una persecución en una narcolancha