martes 17/5/22

La actriz María Pedraza realmente iba para bailarina, pero un día todo cambió. La madrileña empezó a practicar danza clásica a muy corta edad, a los 8 años, en en el Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma. Gracias a los consejos de su madre y sus dotes artísticos, comenzó a tomar clases de interpretación teatral a la vez que seguía recibiendo clases de danza hasta que tuvo 18 años.

Fruto de estos cursos de actuación y con la ayuda de su perfil de Instagram, el director de cine Esteban Crespo la descubrió con su celular y no lo pensó dos veces. Vio en ella algo distinto, así que la invitó a realizar una audición para escoger a la actriz principal de Amar, film estrenado en marzo de 2017. «Sentía una gran responsabilidad, pues hay profesionales que se tiran años trabajando y no lo consiguen. Intentaba abstraerme, no ser consciente de que grababa una película para no bloquearme por el miedo», comenta María Pedraza en una entrevista para S Moda.

Tras esta primera experiencia, la madrileña se prometió a sí misma que jamás volvería a interpretar y decidió retomar las clases de danza. Sin embargo, a los pocos meses se arrepintió de su decisión y se dio cuenta de que realmente le apasionaba la interpretación. «Quedé con Pedro Garay, mi representante desde entonces, y le dije ‘Quiero dedicarme a esto'», cuenta la actriz.

Carrera como actriz

Dicho y hecho, a los pocos meses empezó a formar parte del reparto de La casa de papel, serie donde se dio a conocer María Pedraza, especialmente después de que Netflix comprara esta producción. La actriz confiesa que esta serie contaba con un impresionante elenco de actores como su ex Jaime Lorente, Úrsula Corberó o Alba Flores, y esto le imponía. "Venía de una producción en la que me habían cuidado mucho y aquí me sentía pequeña con tantos personajes", dice la madrileña. Además, añade que la grabación para esta serie fue bastante dura: "La grabación me ayudó a ser más fuerte. A veces pasábamos un frío extremo y otras, un calor insoportable por los escenarios".

En tan sólo 3 años, María Pedraza pasaba de ser bailarina a convertirse en una actriz reconocida a nivel internacional. Son muchos los cambios que tuvo que asumir la madrileña, debido a la repentina fama. «Entré en una vorágine. A veces recibimos tantos estímulos que no somos conscientes de lo que sucede, como me ocurrió a mí con mi pasión por actuar: tuve que alejarme para darme cuenta de cuánto había calado en mí», relata María. Por ello, en 2019 decidió tomarse un respiro y alejarse un poco de los focos para reflexionar: «Ahora sé qué actriz quiero ser, qué guiones me emocionan, cuáles me enganchan con una sola frase».

Respecto a sus próximos proyectos, María Pedraza cuenta que durante este 2021 se estrenará la película 'Poliamor' en la que participa junto a Karra Elejalde, y que está dirigida por Fernando Colomo. «La comedia exige mucha energía, yo que soy de acostarme a las una, caía rendida a las nueve y media». Por lo que, habrá que esperar un poco para poder disfrutar de su nuevo trabajo.

María Pedraza confiesa que en 'La casa de papel' se sentía pequeña