jueves. 18.04.2024
Nacimiento de Belén instalado en el Ayuntamiento de Jerez | Tono Pliego para El MIRA
Nacimiento de Belén instalado en el Ayuntamiento de Jerez | Tono Pliego para El MIRA

El Belenismo, una tradición estrechamente arraigada en ciudades como Jerez de la Frontera, ha dado un importante paso en su propuesta para convertirse en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la Unesco. Este jueves, la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados ha aprobado una Proposición no de Ley del PP que ha contado con 32 votos a favor, 4 abstenciones y ninguno en contra.

Este apoyo se suma al ya anunciado por la Junta de Andalucía para catalogar el Belenismo como BIC (Bien de Interés Cultural). Desde diferentes sectores han mostrado su satisfacción por este acuerdo ya que en el caso de Jerez "se trata de una muy buena noticia ya que nuestra ciudad es una de las grandes cunas del Belenismo en España con una extensa y valiosa tradición por lo que este paso es vital para logra esa declaración que en el fondo es un reconocimiento a las muchas personas que desde hace tantos años vienen manteniendo viva esta cultura y este arte en la ciudad”, ha dicho la alcaldesa María José García-Pelayo.

En este sentido, durante el pasado mes de diciembre, coincidiendo con el auge de las zambombas, en Jerez se celebró el acto de reapertura permanente del Museo del Belén, que refuerza el compromiso con el movimiento belenista de la ciudad y que está integrado en la red de centros museísticos y culturales del término municipal.

La propuesta, aprobada este jueves en la Comisión de Cultura y presentada a la Comisión de Cultura por el PP, defiende que los belenes no son solo una ‘manifestación religiosa’ sino también una actividad económica para los talleres y familias que se dedican a su construcción.

Reapertura del Museo del Belén
María José García-Pelayo en la reapertura del Museo del Belén

Mantener la tradición del Belenismo

Igualmente destaca la calidad de las piezas de los talleres españoles frente a los artículos de importación y señala la amplia repercusión social de esta tradición que representa la pluralidad cultural de nuestro país.

La aprobación de esta proposición supone “poner en valor la dedicación, la conservación y la promoción de la tradición y el arte del nacimiento y con ello la labor que desempeñan los belenistas jerezanos para que el belén siga manteniendo su esencia y transmitiéndose de generación en generación”, ha concluido García-Pelayo. 

El Belenismo, más cerca de convertirse en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad