martes 17/5/22

Eintracht - Real Betis: El Betis cae eliminado en la Europa League de la manera más cruel

Un gol en propia puerta de Guido Rodríguez en el último minuto de la prórroga marcó el destino del Real Betis en la Europa League 

Nabil Fekir en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis
Nabil Fekir en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis

El Real Betis pone fin a su andadura europea de la manera más cruel posible ante el Eintracht Frankfurt (1-1). No pudo ser, y no fue porque el Betis no lo intentó. En el último minuto de la prórroga, un gol en propia puerta de Guido Rodríguez tras una mala salida de Rui Silva acabó con el sueño bético, que se mantuvo posible gracias al gol de Borja Iglesias en el último suspiro del partido. Sin embargo, la mala fortuna se cebó con el equipo de Manuel Pellegrini, y de la forma más injusta, acabó apeado en los octavos de final de la Europa League

Con una enrevesada y complicada misión llegaba el Real Betis al Deutsche Bank Park. Remontar el resultado adverso de la ida (1-2) era para el equipo de Pellegrini un reto mayúsculo por la dificultad que entraña de por sí, pero mayor si tenemos en cuenta que hacía 27 años de la última victoria bética en Alemania

Canales en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis
Canales en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis

El Eintracht Frankfurt dejó muy claro al inicio que su intención no era ni mucho menos esperar al Betis, sino que decidió proteger el resultado atacando. Con esta idea en mente, los locales tuvieron la primera clara del partido en los pies de Lindstrom, que pudo matar la eliminatoria muy rápido con un balón que se estrello en el larguero un disparo que encogió el corazón de los béticos.

Salvo esta ocasión inicial, sería el equipo de Manuel Pellegrini el que comenzó a comandar el partido a través de la posesión pero sin apenas peligro. Ningún equipo quería romper el melón del partido y cometer un error que cambiase drásticamente el rumbo de la eliminatoria.

Esa sensación de agitación comenzó a llegar a minutos del final del primer tiempo. El Eintracht subió la intensidad y trenzó un par de jugadas peligrosas que obligaron a recular al Betis, que sin demasiada presencia en el centro del campo y con muchas facilidades en defensa, agradeció como púgil seminoqueado la llegada del descanso.

Juan Miranda en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis
Juan Miranda en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis

El Betis y el Eintracht las tuvieron a partes iguales

No había tiempo que perder, y después de superar el envite inicial, Pellegrini decidió no correr riesgos con Miranda, con problemas en el tobillo, y dio entrada a Juanmi. El malagueño ocuparía el extremo para retrasar a Aitor Ruibal como improvisado lateral ante el contratiempo del canterano.

Si el Betis terminó el primer tiempo casi sin oxígeno, el comienzo del segundo tiempo supuso el cambio del chip del equipo bético. Con triangulaciones cortas y precisas, los verdiblancos fueron comiéndole terreno al Eintracht. Joaquín pudo ser héroe, pero el tiro del portuense fue taponado por la defensa alemana. Tampoco lo logró Fekir con un disparo centrado desde fuera del área, sin embargo, el Betis había dado un notable paso al frente.

Nabil Fekir en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis
Nabil Fekir en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Eintracht Frankfurt

Y cuando mejor estaba el Betis, el Eintracht volvió a enchufarse. El cuadro alemán volvió a estrellar un balón en el poste a la salida de un córner. El Betis se libraba, pero en la siguiente Juanmi, con un cabezazo, pudo haber puesto a los suyos por delante si no llega a ser por una plástica parada de Kevin Trapp.

El nerviosismo aumentaba, el tiempo corría en su contra y Pellegrini movió el banquillo. Canales y Joaquín fueron los sacrificados por el chileno, que apostó por William Carvalho y Diego Lainez para aportar frescura al equipo en busca del gol que diese la posibilidad de una prórroga.

Pero los minutos fueron pasando y poco a poco las posibilidades de remontada fueron esfumándose. Sin llegar a generar ocasiones claras, el Betis fue chocando contra el bien planteado muro alemán, que salvo chispazos al contragolpe, buscaba proteger a toda costa la renta obtenida en el Villamarín.

Borja Iglesias forzó la prórroga

En los minutos finales, Borja Iglesias, que había entrado desde el banquillo, tuvo la más clara del segundo tiempo, pero el tiro del delantero se perdió en el limbo. Sin embargo, el panda no iba a desistir y con su perseverancia iba a llevar al Betis a empatar la eliminatoria después de una gran combinación de los de Pellegrini.

Sobre la bocina, cuando el colegiado estaba a punto de dar el descuento, Borja Iglesias apareció entre la maraña defensiva para rematar una gran asistencia de Nabil Fekir, que conectó con el partido en el momento preciso para asistir a su compañero y llevar al Betis a la prórroga. 

Joaquín en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis
Joaquín en el Real Betis - Eintracht Frankfurt | Foto: Real Betis

Los primeros 15 minutos de la media hora extra no tuvieron un dominador claro y tuvo más intensidad que otra cosa. Sin tampoco ocasiones de peligro, la más cercana la tuvo Guido Rodríguez, que intentó sorprender a Trapp desde el centro del campo con un tiro que recogió sin problemas el portero.

Pero Borja Iglesias seguía en su empeño de meter al Betis en la siguiente ronda. Esta vez, el larguero se interpuso entre el delantero y el gol que podría haber culminado la remontada verdiblanca. El Betis creía, resistía, y seguía soñando por obrar la machada sin necesidad de llegar a los penaltis, pese a los acercamientos del Eintracht en los últimos minutos.

El Betis muere en la orilla

Sin embargo, el sueño iba a esfumarse cuando se cumplía el minuto 120. Al igual que el Betis había llegado a la prórroga en el último suspiro, el Eintracht iba a devolverla de la manera más cruel. Cuando la lotería de los penaltis ya se veía en el horizonte, el fútbol dio un tremendo palo al Betis. 

De la manera más cruel imaginable. Un saque de falta colgado al área topó en Guido Rodríguez cuando intentaba despejar el balón y se coló en la portería de un Rui Silva que salía al despeje. Así, sin tiempo para más, y con revisión de VAR incluida, el Betis murió en la orilla. El equipo de Manuel Pellegrini no tuvo tiempo para más y se esfumó el sueño europeo una temporada más, pero esta vez, con la cabeza bien alta.

Eintracht - Real Betis: El Betis cae eliminado en la Europa League de la manera más cruel