lunes. 15.08.2022

Un punto y a pensar en Vitoria

El Sevilla FC buscará en Lieja el empate necesario para certificar la clasificación ante un Standard que ya cayó goleado en Nervión 

Un punto y a pensar en Vitoria

El Sevilla FC buscará en Lieja el empate necesario para certificar la clasificación ante un Standard que ya cayó goleado en Nervión 

El fútbol es cambiante, imprevisible. Eso lo convierte en un deporte de masas e impide que cualquier cábala tenga demasiados visos de acabar siendo realidad. Retrocediendo en el tiempo aunque no demasiado, apenas un par de meses, se llega al partido inaugural de la fase de grupos de la UEFA Europa League, para el que el Standard de Lieja tuvo que visitar Sevilla.

No era una final, obviamente, pero sí una prueba de fuego para un Sevilla que acababa de perder en LaLiga como local ante el Getafe CF y que era duodécimo con cuatro puntos de 12 posibles. Aquella goleada ante los belgas significó un soplo de aire fresco, pero el tiempo ha demostrado que también fue la chispa que deparó una trayectoria de lo más regular. De hecho, desde entonces, sólo las derrotas en Krasnodar y en el Camp Nou han empañado el expediente del líder de la Primera División.

Pero más allá de seguir disfrutando de la privilegiada posición liguera, toca pelear para que esta penúltima sea la definitiva de cara a la clasificación para diecisieisavos. En este sentido, hay que recalcar que los de Machín no podrán asegurar la primera plaza ni quedar matemáticamente eliminados pase lo que pase en el Maurice Dufrasne.

En el mejor de los casos, se clasificará y necesitará un punto más en casa ante el Krasnodar para ser primero. Para ello habría que ganar esta noche y que no lo hagan los rusos ante el Akhisar, o bien empatar ante el Standard y que los turcos consigan la victoria. El peor escenario posible sería una derrota, aunque en cualquier caso el Sevilla seguiría dependiendo de sí mismo en la última jornada.

Han viajado los sevillistas con las ya conocidas ausencias de Jesús Navas y Gonalons por lesión, mientras que Sergi Gómez, que lo ha jugado prácticamente todo esta temporada y de hecho sólo Vaclík supera sus registros, se ha quedado en Sevilla por su expulsión en tierras turcas.

La entrada de Joris Gnagnon por el catalán ha supuesto la única variación en la lista con respecto a los citados ante el Valladolid el pasado domingo. Por su parte los belgas, llegan con la presión de saber que una derrota les impedirá seguir peleando por la clasificación. Incluso el empate, siempre y cuando el Krasnodar gane su partido, sería insuficiente para este cometido. Por ello se podría esperar un equipo que no se guarde nada y que intentará intimidar a los sevillistas en el arranque.

Todo ello apoyado en la recuperación doméstica del Standard, que viene de golear en casa al Eupen tras el parón. Con ello los de Preud'homme han vuelto a los puestos europeos justo en el arranque de la segunda vuelta. Algo que deberán defender el próximo domingo nada menos que en Brujas, territorio de uno de los grandes del fútbol belga y que sin duda no lo pondrá fácil.

Eso sí, hay que decir que el Maurice Dufrasne no es territorio abonado para los sevillistas, que afrontan su tercera visita a Lieja en los últimos diez años. Si en aquella primera ocasión cayó por 1-0, en la 14/15 cosechó un punto sin goles que acabaría desembocando en la cuarta Europa League en Varsovia.

El joven colegiado alemán Daniel Siebert, con apenas 34 años, será el encargado de poner justicia en el encuentro, en la que será su primera experiencia ante el Sevilla FC a este nivel. Eso sí, en 2016 ya dirigió la derrota del equipo juvenil en la UEFA Youth League en la ronda de Play off en Ámsterdam, donde cayó ante el Ajax por 3-1. Esta misma temporada ya pitó el Spartak-Villarreal de la fase de grupos, duelo que terminó con empate a tres.

Un punto y a pensar en Vitoria
Comentarios