lunes 17/1/22
Lidl
Lidl

Lidl es una de las cadenas de supermercado más conocidas en Jerez de la Frontera, y prácticamente en toda España. La compañía tiene una amplia variedad de productos en su página web, sin embargo, en este artículo vamos a poner la lupa sobre la leche, uno de los alimentos de más calidad que venden en Lidl y que ayudan a los niños a crecer.

La empresa alemana es la primera compañía de supermercados en España que tiene el 100% de su leche fresca certificada con el sello de bienestar animal y pastoreo, garantizando que la leche proviene de vacas que pastan un mínimo de 5 horas al día.

Aparte de velar por el bienestar animal, con esta medida Lidl pretende apoyar a más de 100 granjas familiares de pastoreo y ayudar a conservar el medio rural en España para que las vacas sigan pastando por el campo. Así, Lidl se preocupa por el bienestar animal, siendo uno de los aspectos que definen a Lidl y que confirman la gran calidad de todos los productos que tienen a la venta.

Así, Lidl tiene a la venta la leche fresca Milbona, siendo la primera de España en recibir la doble certificación en bienestar animal y pastoreo de AENOR. Esta garantiza que las vacas pastan de forma regular al aire libre y que se cumple con los mayores estándares de bienestar animal.

Lidl marca la diferencia con el mejor alimento para que los niños crezcan sanos

Esta leche podemos encontrarla en la web de Lidl y en las tiendas físicas por un precio bastante económico.

La leche para el crecimiento de los niños 

Según estudios realizados, la leche de vaca puede producir determinados efectos secundarios en los niños, que resultan nocivos para la salud, por lo que no se recomienda su ingesta antes del primer año de edad, por su parte, la leche de crecimiento es mejor aliado para complementar la dieta del niño que la leche de vaca.

Pero ¿conoces realmente los beneficios de este alimento? Con este post lo harás y entenderás lo importante de aportar los nutrientes necesarios en la alimentación diaria de los pequeños, algo que solo puedes lograr con la leche de crecimiento.

¿Se recomienda dar leche de vaca a los niños?

En la actualidad, la mayoría de los Pediatras Pro Lactancia aseguran que la alimentación de un bebé está completa con la leche materna, y así lo asegura también la Asociación Mundial de Pediatría.

Por lo que hasta los 6 meses de vida, siempre que las condiciones del proceso de lactancia sean las adecuadas y el desarrollo del niño así lo demuestre, basta con mantener una dieta exclusiva a base de leche materna.

Pero, ¿qué ocurre entonces a partir de los 6 meses? Es entonces cuando comienza la llamada alimentación complementaria, iniciándose al pequeño con la comida sólida o con las papillas, según el método seleccionado en combinación con la lactancia, la cual debe prolongarse, según recomendación médica, hasta los 2 años de vida como mínimo.

Ahora, es durante este periodo de alimentación complementaria cuando se recomienda iniciar con la leche y los productos derivados de la misma, poco a poco y observando la reacción del niño a cada alimento.

Sin embargo, las características de la leche de vaca son tales que las reacciones más generales no son del todo beneficiosas, llegando a producirse mayores inconvenientes que ventajas. De allí que en la mayoría de los casos su ingesta se postergue para el año.

Pero aun así, los nutrientes de la leche de vaca no son los suficientes para garantizar los porcentajes recomendados de las diferentes vitaminas y minerales que el cuerpo de un niño necesita, por ende, la leche de crecimiento, que contiene mayores cantidades de vitaminas, es lo más recomendable a partir de esta edad, como complemento de los alimentos sólidos y de la leche materna.

Casos especiales

Ahora bien, cabe destacar que cada niño y cada circunstancia es un caso específico que debe ser considerado de forma aislada, pues los requerimientos nutricionales y las necesidades básicas de cada bebé o niño no son las mismas, ya sea por su condición médica, económica o social.

Los parámetros médicos recomendados se basan en un promedio establecido en estudios generales efectuados en condiciones normales de salud de un pequeño. Por lo que siempre se recomienda mantener un control médico adecuado que establezca si tu hijo está recibiendo los nutrientes necesarios y se desarrolla de forma adecuada.

En todo caso, considera qué alimentos como la leche de crecimiento son muy recomendados a partir del año en niños sanos, en casos especiales es menester consultar al pediatra antes de iniciar al niño con la misma.

Propiedades de la leche de crecimiento

Existen unos porcentajes diarios normales que un niño necesita cubrir en materia de alimentación, es decir, una cantidad específica de minerales y vitaminas que ameritan ser consumidos diariamente para crecer sanos y fuertes.

Estos son, por ejemplo: el calcio, el Omega 3, el hierro, el ácido fólico y las vitaminas A, B, C y D. La leche de vaca común y corriente no cuenta con un valor nutricional adecuado en relación a estos parámetros, dejando los estándares requeridos muy por debajo de lo necesario.

Por su parte, la leche de crecimiento cuenta con mayores porcentajes de Omega 3, Calcio y de Hierro, garantizando al menos un 60% de los nutrientes diarios necesarios, siendo el otro 40% cubierto fácilmente con una dieta balanceada que contemple la ingesta adecuada de legumbres, vegetales verdes, proteína animal, carbohidratos, fibra, etc.; y por supuesto, con la lactancia.

Así, tenemos que la leche de crecimiento cuenta con: más del 60% de Omega 3 DHA, más del 40% de Hierro y más del 70% de Vitamina D, que favorece la absorción natural del Calcio, todo ello de conformidad con los valores nutricionales que son necesarios en un niño de un año de edad, entre otros tantos minerales y vitaminas necesarias para el organismo de un pequeño.

Lo más importante es que el contenido de la misma sea bajo en proteínas y alto en grasa vegetal. Además, debemos considerar que la mayoría de las marcas de este tipo de leche cuentan con la incorporación de DHA, Probióticos y Prebióticos, los cuales resultan muy beneficiosos para la creación de flora bacteriana, la estabilidad del proceso digestivo y el desarrollo cognitivo.

Beneficios de la leche de crecimiento

En base a los valores nutricionales de la leche de crecimiento que has podido leer con antelación, los beneficios que la misma le aporta a los niños son, entre muchos, los siguientes:

  • Ayuda a fortalecer músculos y huesos, fomentando su desarrollo y crecimiento adecuado. De hecho, según algunos estudios, los niños que consumen leche de crecimiento suelen ser más altos en comparación a los niños que consumen leche de vaca normal. Claro que son variados los factores a considerar en cada caso, pero en líneas generales, siempre es recomendable aportar alimentos con alto contenido de vitaminas y minerales como la leche de crecimiento.
  • Permite que los niños desarrollen una alimentación más completa y balanceada, con acceso a diferentes tipos de vitaminas y minerales, lo que asegura el correcto desarrollo cognitivo y emocional. Un niño que se alimente correctamente será un niño con mayor capacidad de aprendizaje, físico, mental y emocionalmente, pues estará más receptivo a recibir cariño y a expresar sus emociones.
  • Beneficia el proceso digestivo, salvo en casos especiales donde exista intolerancia de algún tipo hacia la lactosa, en cuyo caso basta con sustituir la leche de crecimiento por una a base de soya libre de lactosa.
Y como estas, son muchas las ventajas de consumir leche de crecimiento, el mejor aliado para complementar la dieta del niño, pues ellos requieren cuidados y requerimientos especiales en materia nutricional, y con ésta es posible alcanzar los parámetros requeridos para su sano crecimiento.

Lidl marca la diferencia con el mejor alimento para que los niños crezcan sanos