martes 24/5/22
El MIRA | Noticias
El MIRA | Noticias

La famosa selva del Amazonas va por el día 17 de incendios y fuegos, viéndose amenazada completamente a una velocidad jamás antes pronunciada.

En lo que va de año se han dado más de 40.000 incendios en la zona de la Amazonia brasileña, provocando así un duro golpe contra la lucha del cambio climático de la que cada vez más gente es consciente. La imagen proporcionada por la NASA es devastadora.

Los números registrados en hectáreas quemadas son récord. Y todo esto desemboca en una grave tensión en la que ponen en el punto de mira al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, siendo apuntado como el culpable de esta situación.

Los activistas le acusan de haber relajado las medidas y controles medioambientales en el Amazonas desde su llegada al poder, pudiendo estar usando industrias madereras y otros 'lobbies' contra el gran pulmón del mundo.

A esto hay que sumarle la gran y masiva tala de árboles que se ha producido en Brasil en los últimos años, creciendo también a un ritmo vertiginoso. Bolsonaro ha declarado recientemente que "la culpa de los incendios la pueden tener empresas no gubernamentales", refiriéndose a que tras la quema de esta selva puede haber alguna ONG culpable.

Mientras la Amazonia arde, cabe destacar que Jair Bolsonaro no deja de sorprender a sus ciudadanos, ya que la última peripecia es la puesta en venta de Brasil al privatizar otras 17 empresas con las que pretende recaudar más de 500.000 millones de dólares. Mientras que la octogenaria selva se quema a un ritmo descomunal, la preocupación gubernamental es más económica que ecológica.

La propagación del humo es tan rápida que hasta ha llegado a Sao Paulo estando a unos 2.700 kilómetros de distancia, pintando el cielo de negro y dando una imagen un tanto catastrófica, lo cual ha sido reflejado por parte de la ciudadanía en sus redes sociales.

Arde sin control el Amazonas, el pulmón del mundo