viernes 27/5/22

Muere el niño que quedó tetrapléjico tras comer una hamburguesa

Ocho años de agonía para una familia que dio de comer a su pequeño de dos años carne de Steak Country comprada en Lidl

Muere el niño que quedó tetrapléjico tras comer una hamburguesa

Ocho años de agonía para una familia que dio de comer a su pequeño de dos años carne de Steak Country comprada en Lidl

Nolan no ha aguantado más, no ha tenido más fuerzas y se ha ido definitivamente este sábado tras ocho años de extrema agonía. El hecho que desencadenó su estado tuvo lugar en junio de 2011. Nolan Moittie, que entonces solo contaba con dos años de edad, comió hamburguesas que su familia había comprado en la cadena de supermercados Lidl, en Francia.

El pequeño fue solo uno de los quince niños que enfermaron en Hauts-de-France, tras una infección alimentaria por bacterias E.Coli por consumo de hamburguesas elaboradas con carne procedente de Alemania, Bélgica y Holanda.

Quedó tetrapléjico, teniendo afectados los 4 miembros, sin poder caminar, hablar ni comer, además de quedar con una discapacidad mental debido a las secuelas neurológicas. Una condición que ha permanecido irreversible, necesitando durante 8 años con asistencia las 24 horas del día. El resto de menores afectados desarrollaron síndromes hemolíticos y urémicos (SUH), con graves consecuencias en los riñones a causa de la bacteria E.coli0157H7, variante peligrosa de la E. coli.

Nolan empeoró drásticamente el sábado, de modo que fue trasladado de urgencia al hospital. Los médicos lo intentaron todo, su cuerpo estaba demasiado débil y su corazón acabo deteniéndose sin remedio. El pequeño tenía tan solo de 10 años, murió en el hospital.

En 2017, el Tribunal Penal de Douai de Francia juzgó a los líderes de Seb-Cerf, que comercializa filetes congelados bajo la marca Steak Country. El ex jefe de la compañía con sede en Saint-Dizier, Guy Lamorlette, fue condenado a tres años de prisión por no llevar a cabo controles alimentarios.

El resto de niños afectados se encuentran en un “estado serio, pero no preocupante. Su pronóstico vital no está comprometido”, indicaron las autoridades sanitarias en Lille, al norte de Francia, la región donde se produjeron los casos.

Muere el niño que quedó tetrapléjico tras comer una hamburguesa