martes 17/5/22

Un niño de 8 años se tira de un noveno piso para no recibir más palizas

Los padres admitieron haberle agredido a su hijo en muchas ocasiones "porque se portaba mal"

Una de esas historias terribles que dejan el corazón helado. Un niño de ocho años murió tras saltar de un noveno piso para evitar una paliza por parte de sus padres en la localidad ucraniana de Enerhodar.

Los hechos pasaron el 23 de agosto cuando Anton hacía un rato que había llegado de la escuela. Una vez más, el pequeño habría sido regañado y apaleado por sus padres, según explican varios vecinos que escucharon los gritos y los golpes.

Justo después, se escucharon varios pasos rápidos del niño que iba corriendo por el piso y un fuerte golpe en el exterior del edificio.

Zhanna, una vecina de la planta baja, explica que espió por la ventana y vio al pequeño Anton estirado en el suelo. Rápidamente llamó a una ambulancia y a la policía pero ya no pudieron hacer nada para salvarle la vida. De hecho, según el resultado de la autopsia, Anton cayó de cabeza y murió en el momento del impacto.

Los padres del niño fueron interrogados por la policía y admitieron haber agredido a su hijo en muchas ocasiones "porque se portaba mal". Pocos días después la pareja alquiló su piso y se marchó de la ciudad de Enerhodar. La policía intenta localizar a los padres de Anton que podrían ser condenados a cinco años de cárcel.

Un niño de 8 años se tira de un noveno piso para no recibir más palizas